Internacionales

Washington, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reiteró su llamado a los legisladores y la sociedad norteamericana en general para hacer más difícil el acceso a las armas de fuego.

Tenemos que reflexionar como sociedad para dar pasos que hagan más difícil, no más fácil, perpetuar hechos de este tipo, expresó al ofrecer declaraciones sobre el tiroteo masivo ocurrido la víspera en San Bernardino, California, donde murieron 14 personas.

En una alocución desde la Casa Blanca, el mandatario manifestó que aún desconocen las causas de la matanza de este miércoles, presuntamente perpetrada por una pareja abatida por la policía, aunque adelantó que podría tratarse de un caso de terrorismo o de una disputa en el lugar de trabajo.

Informó que el Buró Federal de Investigación (FBI) es el encargado de conducir las pesquisas sobre el crimen, para lo cual colaborará con otras fuerzas.

Seguiremos vigilantes y llegaremos al fondo del caso, agregó el jefe de Estado tras reunirse con su Consejo de Seguridad Nacional.

Este miércoles Obama insistió en el argumento de que el Congreso debe aprobar medidas más estrictas para limitar los accesos a armamento y, con ello, frenar la frecuencia de fusilamientos masivos en Estados Unidos.

Además, sostuvo que las reiteradas masacres a nivel nacional forman parte de un «patrón» mortal de violencia armada «sin parangón en el mundo».

últimas Noticias
Noticias Relacionadas