Internacionales

Moscú, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) La vocera de la cancillería rusa, María Zajarova, expresó esperanza en que la reunión programada para el viernes en Nueva York del Grupo de Apoyo a Siria redunde en progresos de cara a las negociaciones entre las partes beligerantes.

Confirmó Zajarova la participación del canciller Serguei Lavrov al frente de la delegación rusa en ese formato, el cual efectuará su tercer encuentro desde fines de octubre en procura de una solución política de la crisis siria.

Manifestó la portavoz confianza en que la reunión en Nueva York insufle celeridad al proyectado proceso de diálogo directo entre el gobierno del presidente Bashar Al Assad y representantes de la variopinta oposición del país árabe.

Todas las cuestiones relacionadas con el lanzamiento de ese proceso tentativamente el 1 de enero de 2016 son objeto de permanente análisis y discusión, y estamos por un pronto acuerdo en ese tema, aclaró Zajarova ante preguntas de la prensa.

Ratificó las expectativas de que la cita del Grupo de Apoyo -con amplia participación internacional- permita acercar posiciones y adoptar también decisiones para el logro de un amplio acuerdo de solución del conflicto sirio, amplió.

El canciller Serguei Lavrov adelantó ayer que esperaba como resultado de la reunión del viernes la conciliación de un proyecto de resolución al Consejo de Seguridad de la ONU, en el cual se refrenden los principios básicos recogidos en los documentos de Viena.

Se refirió el ministro a los acuerdos adoptados tras los encuentros en la capital austriaca el 30 de octubre y el 14 de noviembre del denominado Grupo de Apoyo a Siria, auspiciado por Rusia y Estados Unidos.

Informó asimismo Lavrov que acordó con el secretario norteamericano de Estado, John Kerry, la continuidad del trabajo en torno a la lucha contra el terrorismo, «como la amenaza común» y la organización de las negociaciones entre Damasco y la oposición.

Dejó en claro el jefe de la diplomacia rusa la posición de Moscú de que se respete la Declaración de Ginebra del 30 de junio de 2012 como base de los acuerdos sobre Siria, que sustenta el derecho de los sirios a decidir su futuro y de guiar el proceso de reconciliación nacional sin injerencias externas.

Según Lavrov, Kerry ratificó el compromiso de Estados Unidos de participar en la confección de la lista de organizaciones terroristas y en el apoyo a la ONU en la conformación de la delegación de opositores sirios a las conversaciones con el Gobierno legítimo, que debe ser representativa, subrayó el ministro ruso.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas