Internacionales

Trump puede ganar candidatura republicana a comicios en EE.UU.

Washington, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) La estabilidad de Donald Trump en las preferencias de los republicanos sugiere hoy que él puede triunfar en las primarias como candidato del partido rojo a la jefatura de la Casa Blanca en los comicios de este año.

Según el sitio digital RealClearPolitics, Trump lidera las intenciones de votos, con 33 por ciento de las preferencias de sus correligionarios, seguido por los senadores Ted Cruz (20 por ciento) y Marco Rubio (13 por ciento), así como el neurocirujano Ben Carson (12 por ciento),
Entretanto, el exgobernador de Florida Jeb Bush y el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, están empatados con cinco por ciento.

Una de las preguntas sobre la actual campaña para las presidenciales de este año es si Trump puede lograr sus aspiraciones y la otra es quién podría ser el aspirante si el multimillonario no logra su objetivo, señala este viernes el diario The Washington Post.

Según un artículo firmado por el periodista Dan Balz lo que era impensable hace unos meses ya no lo es, pues la estabilidad de Trump en las encuestas obliga al liderazgo del partido rojo y a sus rivales a afrontar la posibilidad de que el multimillonario sea quien confronte a los demócratas en la contienda, añade el rotativo.

De acuerdo con Balz, Trump es el candidato menos convencional y más atípico que se pueda recordar, pero hasta que él realmente gane las primarias y los caucus, la carrera seguirá como fue durante meses: un enfrentamiento confuso entre un puñado de aspirantes que buscan una posible derrota del magnate inmobiliario.

El estado de la campaña evidencia un intercambio agudo entre Trump y Cruz, así como los esfuerzos del resto de los precandidatos por mostrar que ellos pueden enfrentar mejor que los demás al presidente Barack Obama.

Las acciones de los republicanos pueden definirse ahora como un par de enfrentamientos, el primero entre Trump y Cruz para lograr el primer lugar, ambos dentro de la línea conservadora populista, de la ira, de los «outsiders» (los de afuera), añade el Post.

El otro choque es entre la otra corriente derechista, que representa de una forma u otra a quienes están preocupados por proteger a los candidatos que ahora tienen menos posibilidades para los comicios, tal es el caso de Rubio, Christie, Bush y el gobernador de Ohio, John Kasich.

Debido a que no hay una figura dominante en este grupo, ellos se atacan entre sí y en ese sentido Bush y su equipo, con fuerte respaldo financiero, son los más agresivos, mientras Christie, Rubio y Kasich utilizan todos sus recursos, con anuncios televisivos, correos o entrevistas impresas para lanzar su ofensiva.

Balz señala la posibilidad de que el partido rojo llegue a una situación que nunca tuvo en los tiempos modernos: un enfrentamiento real entre tres figuras, Trump, Cruz y algún representante del establishment, un escenario que solo pudiera agudizar el caos y las divisiones en las filas republicanas en los próximos meses.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas