Internacionales

Davos, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) La organización Oxfam informó hoy que en casi las partes del orbe crece de forma dramática la desigualdad social, y precisó que las 62 personas más ricas poseen exactamente lo mismo que la mitad más pobre de la población.

Hace un año ese patrimonio estaba en manos de las 80 personas más ricas del mundo, añade la entidad en un estudio que presentará en el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), el cual se iniciará el miércoles en esta localidad suiza.

Los autores de la investigación mencionan entre algunas causas del incremento de la concentración de la riqueza, la aplicación de impuestos totalmente insuficientes a los grandes capitales y sus ganancias, así como la continua transferencia de beneficios a paraísos fiscales.

El estudio, que cita datos del Informe sobre la riqueza 2015 del banco Credit Suisse, refiere, además, que el uno por ciento de la población tiene un patrimonio mayor que el del resto del mundo en su conjunto.

Tan solo en los cinco años más recientes, el patrimonio de los 62 más ricos, entre ellos 53 hombres, aumentó 44 por ciento.

Al mismo tiempo el patrimonio conjunto de la mitad más pobre de la población se redujo en 41 por ciento, pese a que en ese período el número de personas en el planeta se incrementó en 400 millones.

Oxfam insta en el documento a los cerca de dos mil 500 políticos, directivos empresariales y científicos de más de 100 países que asistirán al Foro- del 20 al 23 de enero- a que empleen su influencia para lograr que la brecha entre ricos y pobres disminuya en lugar de crecer.

Según la organización se vive en un mundo cuyas reglas están hechas para los súper ricos.

Ello hace más difícil la lucha contra la pobreza y las enfermedades, por lo que es necesario un sistema económico y financiero que beneficie a todos.

De acuerdo con la entidad, tal sistema debe impedir que las grandes compañías eludan su responsabilidad, y asevera que nueve de cada 10 grandes empresas tienen filiales en al menos un paraíso fiscal.

Agrega que la responsabilidad de los políticos es acabar con los paraísos fiscales, que permiten a los súper ricos ocultar sus gigantescos capitales.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas