Editorial

El presidente Danilo Medina creó en virtud del decreto 8-16, una Comisión Nacional para la Conmemoración del Bicentenario del Natalicio del prócer Ramón Matías Mella. La integran los ministros Administrativo de la Presidencia, de Defensa, de Educación y de Cultura, así como del presidente de la Comisión Permanente de Efemérides Patrias. El director del Archivo General de la Nación; el presidente de la Academia Dominicana de la Historia; el presidente del Instituto Duartiano; el Rector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo; un representante de las universidades privadas y un representante del Centro Cultural Mella.

Los comisionados tienen la responsabilidad de conmemorar la efeméride con el mayor esplendor posible, teniendo a su cargo preparar, organizar y coordinar los actos de festejos apropiados, así como las publicaciones sobre la vida y obra política Mella. El objetivo del Poder Ejecutivo es resaltar los altos méritos patrióticos de Mella en su entrega a la lucha en favor de la independencia, fomentar el tributo y la veneración permanente hacia él del pueblo dominicano.

Es una medida muy importante que reafirma el respeto que expresan las administraciones del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) por los próceres y los hechos de la historia dominicana. Con ese fin creó la Comisión Permanente de Efemérides Patrias.

Los actos de celebración del bicentenario de Mella, permitirán difundir hechos trascendentes de la vida y los aportes patrióticos del patricio del Trabucazo.

Matías Ramón Mella, llamado por los dominicanos Ramón Matías Mella, hijo de Antonio Mella y Francisca Castillo, nació la ciudad de Santo Domingo, el 25 de febrero de 1816. A la Sociedad Secreta La Trinitaria, con el liderazgo de Juan Pablo Duarte, ingresó como miembro y se destacó como uno de los principales colaboradores del líder de Los Trinitarios.

La Trinitaria fue la organización política que concibió Juan Pablo Duarte para fundar la República Dominicana. Su creación fue el 16 de julio de 1838, en la residencia de la señora Josefa –Chepita- Pérez, en la hoy calle Arzobispo Nouel, en la zona colonial de Santo Domingo.

Mella también fue uno de los firmantes del manifiesto del 16 de enero de 1844, que expresa que “Los dominicanos tomaron la firme resolución de separarse para siempre de la República Haitiana y constituirse en Estado libre y soberano”.

A Mella le tocó el honor de disparar el trabuco que anunció el nacimiento de la República Dominicana, el 27 de febrero de 1844, en la Puerta de la Misericordia, en la zona colonial de la capital dominicana.

Como un seguidor de Juan Pablo Duarte, Mella fue miembro de la Junta Central Gubernativa cuando los trinitarios sacaron del organismo a los conservadores encabezados por Tomás Bobadilla y Briones.

Luchó por la independencia nacional asumiendo múltiples riesgos. Cuando el país fue anexado a España se entregó a la resistencia por la Restauración de la República. Una enfermedad repentina lo sacó de la línea de combate.

El 17 de marzo de 1864, enfermo, fue escogido Vicepresidente del Gobierno Restaurador. Falleció en Santiago de los Caballeros, el 4 de junio de 1864. Para cumplir un deseo suyo, el cadáver fue envuelto en la bandera nacional. Los actos del bicentenario de Mella dan la oportunidad de exaltar su vida de entrega a la Patria.

Auguramos los mayores éxitos a la Comisión creada por el presidente Danilo Medina para resaltar los altos méritos patrióticos de Mella en su entrega a la lucha en favor de la independencia.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas