Internacionales

Madrid, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) La designación por el rey Felipe VI de un candidato a presidir el Gobierno de España se extenderá al menos hasta el próximo martes, cuando concluya su segunda ronda de consultas con los principales partidos políticos.

Aunque la Casa Real todavía no facilitó la relación de las entrevistas que a partir de mañana mantendrá el monarca, algunas de las agrupaciones con representación parlamentaria convocadas confirmaron hoy el calendario de reuniones.

Felipe VI recibirá -en orden inverso a su peso parlamentario- a los líderes de las formaciones representadas en el Congreso de los Diputados surgido tras las elecciones generales del pasado 20 de diciembre, considerado el más fragmentado de la democracia.

Para esta ocasión, el también jefe del Estado optó por mantener el mismo esquema de la primera ronda, al distribuir las reuniones en cinco días, pero con una interrupción el fin de semana, con lo cual cerrará el nuevo ciclo el venidero martes.

Ese día, el estadista se reunirá con los máximos dirigentes de los partidos Popular (PP), Mariano Rajoy, y Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, las dos fuerzas políticas mayoritarias en la Cámara baja.

Estas conversaciones son el paso previo antes de que el rey comunique al titular del Congreso, Patxi López, su propuesta de candidato a la presidencia del Gobierno, en cumplimiento de lo establecido en la Constitución, que le atribuye esa facultad.

Rajoy, cuyo partido ganó los comicios pero sin obtener mayoría absoluta en la Cámara baja, declinó el viernes pasado el ofrecimiento del rey para someterse a la investidura.

El líder de los conservadores argumentó entonces que renunciaba temporalmente a la propuesta de intentar formar gobierno, a la espera de conseguir un respaldo del parlamento con el que todavía hoy no cuenta.

Transcurrido poco más de un mes de las elecciones de diciembre, la incertidumbre domina el escenario político español, sin que aún esté claro quién podrá constituir el nuevo ejecutivo ni con qué apoyos, además de no descartarse la celebración de otra cita con las urnas.

El PP aboga por una gran coalición con el PSOE y Ciudadanos, segunda y cuarta fuerzas en el Congreso con 90 y 40 escaños, respectivamente.

Sin embargo, los socialistas rechazaron el ofrecimiento de Rajoy y deben responder a la oferta de Podemos, tercera agrupación en la Cámara baja con 69 asientos, que hace cuatro días manifestó la voluntad de constituir un ejecutivo con el PSOE e Izquierda Unida.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas