Internacionales

Nueva York, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) La tormenta invernal que azota la costa este de Estados Unidos llegó este sábado a Nueva York con mucha nieve y vientos superiores a los 60 kilómetros por hora, fenómeno con un impacto mayor del vaticinado.

Autoridades y canales de noticias de la Gran Manzana advierten que los acumulados de nieve pudieran alcanzar los dos pies (más de 60 centímetros), en lugar del pronóstico inicial de un pie.

En una rueda de prensa, el alcalde neoyorquino, Bill de Blasio, adelantó que la tormenta bautizada como Jonas pudiera calificar entre las cinco peores en la historia de la populosa ciudad, mientras el gobernador del estado, Andrew Cuomo, decretó una emergencia.

De Blasio anunció la suspensión hasta nuevo aviso del tráfico no esencial a partir de las 14:30, hora local, y pidió a las personas mantenerse en sus casas.

El alcalde abogó por la cancelación de los shows en teatros de la avenida Broadway y el cierre de restaurantes y negocios, para que en las calles solo permanezcan quienes no tengan otra opción.

Los servicios de transporte público de superficie quedaron suspendidos, al igual que cientos de vuelos, aunque el metro mantiene sus operaciones en las estaciones subterráneas, en algunos casos con demoras por el impacto de la tormenta.

Particular preocupación generan los miles de desamparados de la ciudad, lo cual desencadenó acciones de las autoridades y organización humanitarias.

Según pronósticos, la nieve y los vientos azotarán hasta las primeras horas del domingo a los cinco condados de Nueva York; Manhattan, Queens, El Bronx, Staten Island y Brooklyn, los dos últimos los más golpeados.

Jonas provocó la declaración de emergencia invernal en una decena de estados de la Unión, con afectaciones que pudieran llegar de alguna manera a más de 80 millones de seres humanos.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas