Nacionales

Vicepresidenta entrega en Azua centro de capacitación número 41

Los Centros de Capacitación y Producción Progresando (CCPP) son una opción para que las familias sean responsables de su propio desarrollo y progreso para impulsar su salida de la pobreza.

AZUA.- A partir de este miércoles, los integrantes de los dos mil 774 hogares del sector La Bombita de este municipio podrán capacitarse en una carrera técnica para crearse oportunidades y aumentar sus ingresos, con la entrega por parte de la vicepresidenta Margarita Cedeño, del Centro de Capacitación y Producción Progresando (CCPP) construido aquí.

El centro es el segundo que instala la Vicepresidenta en esta provincia y el número 41 en el país. Dispone de talleres de costura, belleza, repostería y cocina, aulas para teoría, inglés por inmersión, laboratorio de informática, salón múltiple y Espacio de Esperanza, que es una estancia para dar atención integral a los hijos e hijas de cero a cinco años.

La directora del programa Progresando con Solidaridad (Prosoli), Altagracia Suriel, dijo que la estrategia principal de la vicepresidenta Margarita Cedeño es dotar de educación y formación humana a las familias en situación de pobreza a través de la iniciativa social que dirige, la cual beneficia a 803 mil familias a nivel nacional.

Informó que desde el año 2013 la Vicepresidencia de la República, a través de Prosoli, ha capacitado a unas 12 mil 703 personas de este municipio en distintas carreras, dentro de la estrategia del Gobierno para promover la creación de oportunidades, aumentar los ingresos familiares y reducir la pobreza.

“La apuesta educativa de la Vicepresidenta se hace desde todas sus intervenciones. En La Bombita de Azua tenemos dos mil 774 familias que se están convirtiendo en protagonistas de su propio desarrollo cumpliendo compromisos y corresponsabilidades con la identificación, salud integral, educación, formación humana y conciencia ciudadana, seguridad alimentaria y generación de ingresos, habitabilidad y protección del medio ambiente, y acceso a las tecnologías de la información y la comunicación”.

Señaló que el pasado año, respondiendo a la demanda, se planificaron unas 437 acciones formativas, entre ellas belleza, contabilidad, hotelería y turismo, invernadero, hortalizas, cultivador de aguacate, repostería, cocina, informática, procesamiento de vegetales, lácteos, entre otros, con las que unas 158 personas han emprendido iniciativas para el establecer microempresas.

Calificó el nuevo centro de capacitación como un faro de luz para el desarrollo de jóvenes, mujeres, hombres y de todas las familias de la comunidad de La Bombita; el cual viene a agregarse a siete Centros Tecnológicos Comunitarios que funcionan en Pueblo Viejo, Padre las Casas, Las Yayas, Villarpando, Peralta, Guayabal y Sabana Yegua, como parte de las acciones de la vicepresidencia que están creando esperanza para la juventud.

“A las familias progresando les queremos exhortar a aprovechar este espacio y cuidarlo como un tesoro valioso de la comunidad porque es una puerta para el conocimiento y el aprendizaje, un tesoro incalculable que nadie les podrá quitar porque será parte intrínseca de ustedes y de él dependerá su desarrollo y bienestar”, aseguró.

Dichos centros son una iniciativa de la Vicepresidenta y coordinadora del Gabinete Social, Margarita Cedeño, y han contribuido a la creación de miles de empleos en todo el país, mediante la promoción del emprendimiento, la capacitación y desarrollo de habilidades de las personas pertenecientes al Prosoli.

En el acto, la Vicemandataria fue reconocida por tres instituciones de aquí. La Fundación Azua por el Desarrollo la declaró Embajadora de la Paz; el Grupo de Voluntariado de Prosoli Gregorio Luperón, del sector Los Cartones de Azua, la galardonó por su contribución a la formación de capital humano en la provincia; y la Asociación María Altagracia Ramírez, por el apoyo a las familias vulnerables de Azua y de todo el país.

Acompañaron a la vicepresidenta Cedeño, el senador Rafael Calderón; el gobernador provincial, Luis Vargas y la representante residente del PNUD en el país, Luciana Mermet. El padre Duván López, párroco de la iglesia Buen Pastor, tuvo a cargo la bendición de la obra y las palabras de agradecimiento fueron pronunciadas por Altagracia Pujols, beneficiaria del programa Prosoli.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas