Internacionales

Ankara, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) El primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, advirtió que su país no permitirá que el noroccidental distrito sirio de Azaz, fronterizo con su país, sea ocupado por fuerzas kurdas.

Davutoglu declaró que si las milicias de las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo (YPG) se aproximan a Azaz recibirán «la más feroz respuesta» por parte de las Fuerzas Armadas de Turquía (TSK).

El ejército turco bombardeó durante el fin de semana objetivos en el norte de Siria del YPG, brazo armado del Partido de la Unidad Democrática (PYD), luego de que esas fuerzas ocuparan una base aérea al norte de la ciudad de Alepo, próxima a Azaz.

El Primer Ministro indicó que Turquía no permitirá que las YPG ocupen la región siria fronteriza con ese país ubicada entre el oeste del río Éufrates y el este del distrito de Afrin.

El alto funcionario amenazó con que si estas no retroceden las fuerzas turcas destruirán la base aérea de Menagh, seis kilómetros al sur de Azaz, ocupada por los kurdos el 10 de febrero último tras tres años en poder del antigubernamental Frente Al Nusra, vinculado al grupo terrorista Al Qaeda.

La diputada turca Selma Irmak afirmó este lunes que su país apoya al grupo terrorista Estado Islámico (EI) como instrumento para enfrentar a los kurdos en Siria cuyo avance considera una amenaza su seguridad nacional pues fortalece los propósitos independentistas del Kurdistán turco.

Irmak, quien representa en el parlamento al opositor Partido Democrático del Pueblo y copreside además la agrupación política kurda Congreso de la Sociedad Democrática condenó las acciones del gobierno de su país contra el PYD.

Ankara considera a esa fuerza política siria como una extensión del proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán, que busca la autonomía en el sureste de Turquía, con el cual rompió hace siete meses un alto al fuego pactado en 2012, tras casi 40 años de lucha de esa organización.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas