Opinión

La privacidad en los tiempos del I-Phone

Interesante la negativa de Apple, la compañía mas exitosa de la historia en términos de tecnología, a construir una herramienta que le permita al FBI desbloquear los códigos de seguridad de un teléfono IPhone que se encontró en el automóvil de Syed Farouk, uno de los autores de la matanza de San Bernardino ocurrida meses atrás.

A pesar de existir una orden dictada por una jueza que manda a la compañía de Cupertino a “proveer al FBI de asistencia técnica razonable” para piratear el sistema que bloquea y borra los datos del equipo cuando se introduce una clave equivocada varias veces, Tim Cook, el presidente de Apple se negó en forma terminante a hacerlo.

Y es que los teléfonos móviles se han convertido en al archivo de datos personales ambulante de miles de millones de personas, quienes llevan a cuestas todos sus datos personales, familiares, profesionales, confidenciales, económicos, de modo que si hay posibilidad de que una agencia gubernamental tenga acceso podría controlar las múltiples actividades que realizamos cada día.

Cada dato que ingresamos a uno de nuestros móviles se envía al mundo virtual creado a través de las redes de información y se almacena en servidores a los que solo se tiene acceso a la información personal a través de las claves de seguridad que escogemos nosotros mismos.

Lo que plantea el FBI, según Apple, es crear una llave maestra que les permita abrir cientos de miles de teléfonos, aun cuando la agencia gubernamental asegura que solo lo usará en el equipo bajo investigación.

Esto sería dar apertura a un mundo donde los gobiernos podrían controlar la vida de comunidades enteras, solo teniendo acceso a la información personal de cada uno de nosotros y por esto Apple, se niega a crear una forma que sirva para piratear teléfonos que ahora sirven como medio de pago, consultas de salud, apertura de puertas de hoteles y hogares, etc.

A lo que se niega la empresa sin embargo, podría parecer una simpleza, los IPhone tienen un mecanismo por medio del cual, si se intenta ingresar al teléfono con una clave incorrecta al décimo intento se borran los datos, lo que quiere el gobierno estadounidense, es que Apple desactive este sistema de seguridad y se permita al FBI ingresar la clave de entrada en infinidad de ocasiones hasta dar con la correcta.

Es decir, ahora el gobierno de los Estados Unidos le plantea a Apple que instrumente una forma de ingresar a los teléfonos usando el método que usan los hackers para ingresar en sistemas de información restringido, lo que se conoce comúnmente como “pirateo”.

Lo que se quiere es crear un software, que en este momento no existe, que podría desbloquear cualquier IPhone, lo que, según la compañía, sería una traición a la confianza que sus clientes han depositado en ella como guardiana de la seguridad de sus productos.

De la batalla legal que se espera produzca esta decisión judicial y la consecuente negativa a su ejecución, se derivarán consecuencias para fijar las líneas que protegen la privacidad personal de la intervención y control de los gobiernos en la población.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas