Internacionales

París, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) comunicó hoy que prevé una ralentización del crecimiento económico mundial en 2016 en un contexto de inestabilidad financiera.

El indicador se estancará en torno al tres por ciento -igual resultado que en 2015- con un deterioro de la situación en muchos países emergentes y una modesta recuperación en los avanzados, al tiempo que caen las materias primas, el comercio, los salarios y los precios, subrayó la entidad en un informe dado a conocer en esta capital.

La Organización remarcó que los riesgos de inestabilidad financiera son sustanciales e instó a adoptar medidas para dinamizar la economía mundial.

Se necesita una respuesta política colectiva más vigorosa en aras de fortalecer la demanda, enfatizó.
La OCDE también recortó las previsiones de crecimiento para 2017, al ubicarlas en 3,3 por ciento desde el 3,6 calculado con anterioridad.

La rebaja en las previsiones es generalizada y refleja un amplio abanico de datos decepcionantes del cuarto trimestre de 2015 y la reciente debilidad y volatilidad de los mercados financieros globales, insistió.

La lenta recuperación en la zona euro es un factor importante que arrastra a la economía global y vuelve a Europa vulnerable ante las sacudidas globales, añadió.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas