Internacionales

Madrid, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) El líder socialista español, Pedro Sánchez, aceptó la propuesta de la agrupación de centroderecha Ciudadanos (C’s), que condicionó un eventual acuerdo de gobierno con el PSOE a una reforma urgente de la Constitución.

Si esa es la condición, nosotros decimos que sí, afirmó el secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en una rueda de prensa en el Congreso de los Diputados.

Sánchez aludió a la oferta lanzada horas antes por su par de C’s, Albert Rivera, de realizar una modificación exprés de la carta magna en los primeros tres meses de legislatura para acabar, entre otros, con los aforamientos de los cargos públicos por delitos de corrupción.

Limitar a ocho años el mandato del presidente del Gobierno, despolitizar la justicia, reducir a 250 mil el número de firmas para las iniciativas legislativas populares y eliminar las diputaciones provinciales completan las exigencias de Rivera de cara un pacto.

Ciudadanos quiere que esos cambios a la ley fundamental se hagan en los primeros tres meses de legislatura, pero para que eso ocurra sería necesaria la participación del conservador Partido Popular (PP), del jefe del Ejecutivo en funciones Mariano Rajoy.

Aunque en el Congreso no logró la hegemonía necesaria para mantenerse en el poder, al conseguir 123 escaños, lejos de los 176 fijados como mayoría absoluta, el PP sí cuenta con esa supremacía en el Senado, por lo que tiene capacidad para bloquear cualquier reforma constitucional.

Sánchez prometió que si llega a La Moncloa -sede ejecutiva- acometerá las propuestas de C’s.

En el caso de las diputaciones provinciales indicó que iniciará su supresión para crear nuevos entes públicos, entendidos como consejos provinciales de alcaldes, que garanticen la igualdad entre españoles vivan donde vivan.

Si esas son las condiciones para un acuerdo de gobierno, «que a nadie le quepa duda» que habrá ese pacto, sentenció el líder socialista, quien busca también el respaldo para su investidura de Podemos, Izquierda Unida (IU) y Compromís.

De hecho, el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, dijo la víspera a esas tres formaciones que el cambio solo será posible si a la alianza se suma Ciudadanos.

«Si queremos que haya cambio, será desde la transversalidad», advirtió Hernando sobre la oferta de los socialistas, que choca con el rechazo de Podemos, tercera fuerza parlamentaria con 69 bancas, favorable a un gobierno de coalición con el PSOE, IU y Compromís.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas