Opinión

«Si no nos dejan soñar, no los dejaremos dormir», con esa expresión el Dr. Leonel Fernández concluyó su exposición al presentar sus propuestas RD-44, sobre un plan de estructura a ser ejecutadas hacia el segundo centenario de la fundación de la República.

Esa expresión es anónima, recogida de alguna pared por Eduardo Galeano a propósito de la rebeldía en España por «los indignados». Recordemos que «los indignados» surgieron tomando las calles convocados desde las redes sociales, para reclamar el cese de la austeridad y el desempleo, invocando que no es el pueblo a castigar por la crisis económica, sino al sistema financiero y bancario.

Aquella crisis económica que tomó cuerpo para el 2007-2008 afectó a los países cabezas del capitalismo mundial, como EE.UU y a Estados europeos como España, Italia, Portugal, Grecia y otros. Hoy parece asomarse un fuerte oleaje de aquella crisis, como si lo que se ha hecho poniendo a los pueblos a pagar los platos rotos, no fue suficiente.

La crisis sacudió a la República Dominicana, que no produjo mayores daños porque el gobierno del PLD, dirigido entonces por el Dr. Leonel Fernández hizo lo apropiado y en vez de austeridad, expandió el gasto. De regresar aquel oleaje con nuevas fuerzas estamos absolutamente seguros que será capitaneada con resultados como aquella vez, ahora por el Lic. Danilo Medina.

A Eduardo Galeano llamó su atención aquella expresión escrita en paredes, la cual recogió, e impactó alDr. Fernández citándola como se ha dicho. Galeano recoge muchas más, como esta otra: «¿Y dónde está la izquierda? Al fondo a la derecha».

Como consecuencia, surgen de «los indignados» y las redes sociales dos nuevas organizaciones políticas, una de centro izquierda (Podemos) y otra de centro derecha (Ciudadanos), con presencia sobresaliente en las elecciones del 20 de diciembre pasado, rompiendo el bipartidismo entre PSOE (centro izquierda) y PP ( de derecha).

Debido a que el sistema de gobierno español es parlamentario monárquico, es el congreso el que elige el Presidente de Gobierno; como se sabe; el Rey no gobierna, sino que es figura simbólica del Estado Español. El partido que obtiene más legisladores elige al Presidente del Gobierno, pero con mayoría calificada y de no tenerla debe hacer alianzas con otras organizaciones políticas. El PP, organización a la que pertenece el actual Presidente Rajoy, quedó en primer lugar, pero sin aquella mayoría calificada y sin lograr alianzas.

Ahora a quien corresponde formar gobierno es al PSOE quien se situó en segundo lugar. Pero parece que tampoco logrará alianzas para lograr mayoría califica, debido a la distancia para diferenciarse que caracterizan a las nuevas organizaciones (Podemos y Ciudadanos). Todo luce que en España se convocará nuevamente a elecciones generales en los próximos meses.

Estos procesos traen lecciones aprendidas que obligan a los partidos a considerar aspectos tan relevantes como la incorporación a las redes sociales; asumir la tecnología digital y aplicarla en su organización, así como la formación política con especial énfasis en los indicadores económicos, inclusión social y diseño de políticas públicas.

La lección más destacada es que, en plena revolución tecnológica y del conocimiento, la incorporación mayoritaria de los pueblos es más fácil y que en las luchas políticas predomine, como grito para retomar sueños, aquel viejo eslogan «vergüenza contra dinero».

últimas Noticias
Noticias Relacionadas