Nacionales

Ahora son panaderos, reposteros, auxiliares de oficina, estilistas, artesanos y peluqueros, apoyados por la Vicepresidencia de la República dentro de las iniciativas del gobierno para la reinserción social de los jóvenes.

La vicepresidenta Margarita Cedeño, encabezó la graduación de 145 jóvenes preparados en el Centro de Capacitación y Producción Progresando Ciudad del Niño, que funciona en el Centro de Atención Integral para Adolescentes en Conflicto con la Ley de Hato Nuevo, Manoguayabo.

Los internos recibieron cursos de panadería, repostería, auxiliar de oficina, estilista, artesanía, alfarería, informática, peluquería, pintura básica y Microsoft Office, como parte de las acciones del Gobierno por iniciativa de la Vicepresidenta para logar la reinserción social de los jóvenes.

Con esta graduación, suman 595 adolescentes capacitados desde el 2013 por el programa Volver a Empezar que desarrolla la Vicepresidencia de la República, dirigido a brindarles nuevas oportunidades.

La directora del programa Progresando con Solidaridad (Prosoli), Altagracia Suriel, destacó la motivación y dedicación asumida por los graduandos durante sus capacitaciones, así como el compromiso y deseo de ser mejores personas para sus familias y para la sociedad.

“Hoy estos adolescentes han demostrado que es posible volver a empezar. Justamente así se llama el proyecto que la Vicepresidenta desarrolla en este centro para acompañar a adolescentes y jóvenes en conflicto con la ley en el proceso de reinserción social a través de la ejecución de iniciativas que promueven su desarrollo integral”.

Agregó que la reinserción se logra a través de educación y capacitación técnico profesional permanente, acorde a las preferencias de los internos y a la demanda laboral actual.

Asimismo, indicó que a través de ese capítulo se contribuye también a mejorar la oferta alimenticia y los servicios médicos que se ofrecen en el recinto penitenciario.

“Con el programa Volver a Empezar involucramos a los jóvenes y adolescentes en la protección del medioambiente y producción agrícola a través de los huertos comunitarios”.

Añadió que con el proyecto se promueve además la incorporación sociofamiliar de los adolescentes. “En ese sentido, trabajamos en el desarrollo psicoafectivo, tanto de las familias como de sus hijos, impulsando las expresiones artísticas y deportivas, la formación en valores y los derechos humanos del personal del centro”, resaltó.

Asimismo, Suriel mencionó otra iniciativa en ejecución, que es Sigue Mi Ejemplo, con el que se han hecho unas 39 visitas de personalidades que cuentan las historias de éxito a los adolescentes con el propósito de inspirarlos y motivarlos a seguir adelante.

En esta ocasión, asistieron como invitados especiales los humoristas Rafael Alduey y Aquiles Correa; así como el fotoperiodista Franklin Guerrero.

De su lado, Carlos Guerrero, de la Dirección Nacional de Atención Integral de Adolescentes en Conflicto con la Ley Penal, agradeció la colaboración de la vicepresidenta Margarita Cedeño, al considerar que con dicho programa se hace un aporte importante para la reinserción de los jóvenes.

“Sepa usted señora Vicepresidenta que está sembrando en un terreno fértil, porque en esos jóvenes, que muchos estigmatizan socialmente, está el futuro. Ellos tienen talento, tienen capacidad y están demostrando que sí se puede”.

Al hablar en representación de sus compañeros, uno de los interno agradeció a la Vicepresidenta por llevar los cursos al correccional.

“Yo aquí aprendí informática, barbería y agricultura. Todas estas nuevas capacidades me han cambiado, y hoy puedo presentarme frente a ustedes como un hombre con nuevas aspiraciones y deseos de que cuando salga de aquí seguir luchando y empleando todas estas capacidades aprendidas que me permitirán ganarme la vida dignamente y sin dañar a otros gracias a usted”, dijo el adolescente.

De su lado, la señora Trinidad González, en representación de los padres de los internos, dijo que los cursos moldean la conducta de sus hijos y permiten nuevas oportunidades para ellos.

“Mi hijo aquí dentro ha realizado varios cursos, lo que para él yo traduzco como progreso y cambio. Él no es el mismo joven que entró a este centro”.

La Vicemandataria estuvo acompañada además por la magistrada Marisol Tobal, procuradora adjunta para niños, niñas y adolescentes; y Juliana Maríñez, directora del Centro de Atención Integral para Adolescentes en Conflicto con la Ley Penal.

La bendición estuvo a cargo del sacerdote Wilfredo Montaño, cura de la parroquia Santa Clara del barrio Capotillo.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas