Opinión

El Boschismo: instrumento doctrinario

En el tránsito de la tiranía hacia la democracia en la República Dominicana existía un vacío conceptual e ideológico que nos hizo desconocedores de nuestra realidad social, política y económica, y ello tiene su explicación en que ni tonto ni perezoso, Rafael Leónidas Trujillo puso a su servicio los cerebros más brillantes de la época, y los que no se doblegaban ante el sátrapa los eliminaba o los mandaba al ostracismo. El Profesor Juan Bosch fue uno de esos cerebros enviado al exilio político; pero este, debido a su brillantez y entereza, fue un exiliado especial y no paso mucho tiempo para que se convirtiera en la figura más prominente de los que encarnaban el antitrujillismo en el exterior.

Es en ese peregrinaje heroico por el mundo, que el profesor Juan Bosch se va consolidando, no ya solamente como el líder del exilio dominicano, sino como uno de los pensadores políticos más depurados, prolíficos y profundos de América Latina. Ningún político dominicano del siglo XX dio connotaciones de tener un conocimiento tan profundo de la historia de nuestro país como la tuvo el Prof. Juan Bosch. Fue el único político dominicano de su época que realizó planteamientos políticos propios, partiendo de su experiencia y avalados por la rigurosidad y la certeza que implica el conocimiento científico de la realidad en que se desenvuelve. Su pensamiento social y político está extensamente expuesto en sus obras, tan diversas como sus conocimientos sobre cualquier aspecto que esté relacionado con la vida cotidiana.

El Boschismo, que es el instrumento ideológico y doctrinario del Partido de la Liberación Dominicana (P.L.D.), ratificado como tal en el “V Congreso General Ordinario”, celebrado en el año 1994, es el único planteamiento social, político y económico, que salvo las inevitables reactualizaciones y reacomodamiento a los cambios que de manera vertiginosa ocurren en nuestro mundo de hoy producido por la más impresionante revolución tecnológica que repercute en todos los rincones del planeta, puede colocar nuestro país en condiciones de responder con éxito a los grandes retos que tenemos por delante en lo que nos resta del presente siglo.

Uno de los méritos más trascendentales del Boschismo, es la incorporación del elemento ético en la actividad política como eje fundamental de la misma. La labor de renovación de la sociedad y la inmovilización de las masas no nace de los movimientos colectivos como brota el agua de un manantial, sino que son suscitadas por unos líderes que guían y arrastran a dichas masas. Por otra parte, la cuestión moral se plantea hoy como uno de los factores fundamentales de la política, y si su núcleo central consiste en que esta recupere su relación con la ética, el problema no afecta a instituciones anónimas ni a entidades organizativas dotadas de vida propias, sino a quienes las integran, las dirigen, toman las decisiones y son susceptibles de responsabilidades morales y penales.

Es dentro de ese contexto, que en su accionar político el Prof. Juan Bosch rompe con el P.R.D., Partido que fuera su obra, y que a su entender, lamentablemente fue penetrado y sacado de sus rieles por las corrientes tradicionales del quehacer político dominicano, que se apoderaron de su dirección y pulverizaron todos los esfuerzos que había realizado el maestro de la política dominicana, Prof. Juan Bosch, tendente al adecentamiento moral de la vida política interna del Partido. Sin embargo, este revés no doblegó a este astro de la política vernácula; quien se lanzó de inmediato a la formación de su más genial y completa obra de arquitectura política, que lo es el Partido de la Liberación Dominicana.

Hoy el Boschismo es una realidad que se manifiesta a través del Partido de la Liberación Dominicana, que sin lugar a ningún tipo de dudas constituye una de las principales escuela política del continente latinoamericano. Una escuela que es un referente obligado, donde aprendemos el por qué y el para qué de las cosas y sus posibles consecuencias; la explicación de los hechos históricos y sus repercusiones presente y futuras.

Porque como lo explicara el maestro de la política dominicana Juan Bosch en un artículo que publicara de la revista política “Teoría y Acción” el 15 de julio de 1987, donde decía, citamos: “Las ciencias sociales requieren que quienes las estudian penetren en el conocimiento no meramente de los hechos, sino de las causas que los provocan. Una de las razones por la que la historia de nuestros pueblos es mal conocida, se haya en el hecho de que los acontecimientos históricos se relatan como si fueran cuentos, pero no se estudian sus causas; y sus efectos no son debidamente analizados como debería serlo, si se tiene conciencia de que ningún hecho histórico se da en el vacío, que todos y cada uno tienen sus consecuencias, a veces tempranas y a veces hasta muy tardía”; termina la cita.

Un conocimiento de la historia, una visión clara de la realidad y una interpretación objetiva de los hechos, son instrumentos indispensables para comprender, aplicar y más aún, para enriquecer el Boschismo. El Estado contemporáneo ha revolucionado en su esencia, debido a la intensificación y globalización, particularmente acentuada después de la segunda guerra mundial, la cual contribuyó simultáneamente a la expansión de las responsabilidades funcionales del Estado democrático liberal y a la capacidad para atender, solo de forma efectiva, las demandas planteadas en términos sociales.

¿Cuál es el gran reto que tenemos por delante en la implementación del Boschismo?. Entendemos que consiste en su permanente reactualización, haciéndolo cada vez más compatible con los cambios profundos que se experimentan en la sociedad dominicana; la cual es impactada por la globalización de la economía y la apertura de los mercados, así como por la revolución tecnológica, la cual ha repercutido de manera determinante en una mejora sustancial de las condiciones de vida de los ciudadanos en el mundo, cambiando además, la forma de relacionamiento de los distintos actores sociales.

Otras del Comité Político
últimas Noticias
Noticias Relacionadas