Nacionales

Los embajadores de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) celebraron hoy el duodécimo aniversario del grupo integracionista con un homenaje a los padres de la patria dominicana.

Para ello depositaron una ofrenda floral en el Altar de la Patria Dominicana, el mausoleo donde reposan los restos de Juan Pablo Duarte, Francisco del Rosario Sánchez y Ramón Matías Mella.

Acudieron a la ceremonia los embajadores Alí de Jesús Uzcátegui Duque (Venezuela), Jesús de la Nuez (Cuba), Rodrigo Rio Frio (Ecuador), Oscar Chávez (El Salvador) y la encargada de negocios de Nicaragua, Yaosca Calderón.

Tras escoltar a la enseña nacional dominicana con las banderas de sus respectivos países, los diplomáticos entraron al mausoleo donde se entonó el himno nacional dominicano y un trompeta tocó silencio.

Luego el Embajador Uzcátegui aseveró que a 12 años de fundada, la ALBA-TCP sigue siendo un ejemplo de integración regional que busca promover el desarrollo equitativo de todos y fortalecer la cooperación sobre las bases del respeto mutuo y la solidaridad.

Añadió que conmemorar estos 12 años recuerda la visión política y universal de dos grandes personalidades de nuestra historia contemporánea: los comandantes Fidel Castro Ruiz y Hugo Chávez Frías.

Este momento de reflexión es reflejo de las luchas de independencia, autodeterminación y democracia que se han llevado a cabo en nuestros países y por eso lo celebran junto a los nichos que guardan los restos de los grandes de la patria de esta gran República Dominicana.

Junto a ellos evocó a hombres como Francisco de Miranda, Simón Bolívar, Antonio José de Sucre, Eloy Alfaro, Máximo Gómez, José Martí, Ernesto Ché Chevara, Salvador Allente, Juan Bosch y Francisco Caamaño Deñó.

Recordó que Chávez propuso en la Tercera Cumbre de Jefes de Estado y Gobiernos de la Asociación de Estados del Caribe, realizada en Margarita, en el 2001, una integración entre América Latina y el Caribe fundamentada en la justicia y la solidaridad entre los pueblos como una alternativa bolivariana para nuestra América.

Luego el 14 de diciembre del 2004 en La Habana Cuba surge el proyecto integracionista suscrito por Fidel y Chávez y con ello se inicia una fructífera unión de naciones hoy conocida como el ALBA, añadió.

Dijo que el anhelo histórico de Bolívar en el siglo XIX se renueva en el siglo XXI como un proceso de integración de América Latina y el Caribe en respuesta a las pretensiones del gobierno norteamericano de instalar en nuestra región el Área de Libre Comercio para las Américas (ALCA).

El surgimiento del ALBA-TCP fue el inicio de acontecimientos políticos, económicos y sociales muy importantes para la región que beneficia a millones de ciudadanos de los países miembros, que han logrado mejores índices de igualdad social, significó.

El ALBA ha tenido gran importancia como génesis en la creación de organizaciones regionales como Petrocaribe, UNASUR y la CELAC que han permitido conformar un bloque que lucha por la paz, hermandad, convivencia y unen fuerzas para la felicidad de nuestros pueblos, dijo.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas