Internacionales

El secretario general de la ONU, António Guterres, demandó hoy una urgente respuesta de la comunidad internacional para salvar a más de 20 millones de personas amenazadas por la hambruna en Sudán del Sur, Yemen, Somalia y Nigeria.

«Debemos actuar ahora, que es menos costoso, para evitar lo peor», advirtió en una rueda de prensa de emergencia, acompañado por el secretario general adjunto para Asuntos Humanitarios, Stephen O´Brien; la administradora del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, Helen Clark; y la directora ejecutiva del Programa Mundial de Alimentos, Ertharin Cousin.

Según Guterres, se necesitan cinco mil 600 millones de dólares para atender este año la situación de tantos seres humanos desesperados, víctimas de conflictos internos y del impacto amplificador del cambio climático en fenómenos recurrentes como la sequía y la desertificación.

De esos recursos, cuatro mil 400 millones son necesarios antes de que concluya marzo, en aras de evitar una escalada de la tragedia, subrayó.

El secretario general señaló que ya en Sudán del Sur enfrentan la hambruna al menos 100 mil personas.

Los datos de Naciones Unidas reflejan que en Yemen, siete millones 300 mil seres humanos requieren con urgencia ayuda alimentaria, más de cinco millones tanto en Sudán del Sur como en el noreste de Nigeria, y casi tres millones en Somalia.

De acuerdo con la organización, un millón 400 mil niños se encuentran amenazados por la hambruna en los cuatro países.

Guterres insistió en la importancia de resolver los conflictos en curso y de la cooperación internacional para lidiar con este gran desafío.

Asimismo, llamó a los actores de las crisis a respetar las leyes humanitarias, que instan a las partes en combate a no obstaculizar la asistencia a las víctimas.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas