Opinión

La verdad sobre la construcción de las plantas generadoras de energía eléctrica en Punta Catalina, Baní, ha venido ganando espacio de aceptación y credibilidad en la población, que al día de hoy ha cambiado la percepción que al principio se había posicionado de la referida obra.

Meses atrás, determinados segmentos empresariales auspiciaban fuertes críticas a la decisión del presidente Danilo Medina, de iniciar la construcción de la central termoeléctrica, argumentando entre otras cosas, altos costos, presunta contaminación ambiental y una alegada falta de transparencia que ha sido desmontada.

La situación se agravó luego que el gobierno se viera precisado a cambiar las fuentes de financiación de la obra, debido a las crisi política surgida en Brasil, país sede de los bancos que aportarían gran parte del capital necesario para la realización del proyecto.

A ello se añadió el escándalo en que se ha visto envuelta la firma constructora brasileña, Odebrecht, integrante del consorcio empresarial a cargo de la ejecución de la obra, tras admitir haber pagado sobornos para obtener contratos de construcción en países de dos continentes.

La Inclusión de República Dominicana entre esas nación es, coadyuvó a enrarecer la situación alrededor de la central de Punta Catalina, que ya está avanzada en mas de un 70 por ciento.

La Gente Quiere la Obra

En la medida en que han venido conociéndose los beneficios que aportarán al país las dos unidades cuando entren en operación, ha ido cambiando la percepción de la gente, que ahora le da seguimiento paso a paso a la marcha de los trabajos, esperando que puedan concluir en el tiempo programado.

La población viene conociendo los pormenores de lo que son las plantas que se erigen en la provincia Peravia, luego que la obra comenzara a ser visitada por grupos de comunicadores a los que se les entregan documentos y acompañados de explicaciones en la misma construcción.

El ingeniero Enrique Román, encargado de Planificación, junto a un grupo de empleados y ejecutivos de la obra, acompañó en un recorrido a representantes de diversos medios de comunicación, incluido VANGUARDIA DEL PUEBLO Digital.

Explicó que las plantas de Punta Catalina generarán un promedio de 720 megavatios, con lo que se abastecerá hasta un 35 por ciento la oferta energética del país, suficiente para mantener un servicio eficiente 24 horas al día.

Al tiempo de ofrecer detalles técnicos de la construcción, como el funcionamiento de las calderas, el sistema de enfriamiento, y entre otros elementos, la operatividad de un muelle que penetra más de 1,600 metros aguas adentro, el ingeniero Román dijo que serán de las mas modernas de América Latina y el Caribe.

“Todos los equipos que se están utilizando son de primera calidad, y las estructuras fabricadas por empresas de prestigio como la Babcock Wilcox, General Electric y otras; son plantas que arrancarán en Diésel, y luego pasan a carbón, que es el combustible a utilizar para la generación de energía eléctrica”, manifestó el funcionario del proyecto.

Ahorro sin Contaminación

Como parte de las principales bondades del proyecto de Punta Catalina, en el encuentro de los comunicadores con ingenieros y técnicos que trabajan en la construcción de las plantas generadoras de energía eléctrica, se puso de manifiesto que cuando entren en operación, en el 2018, el país tendrá un ahorro anual de más de 400 millones de dólares.

Esto así, se explicó, porque saldrán del sistema la mayoría de las plantas que producen energía eléctrica utilizando fuel oil, que tiene un costo muy superior al carbón mineral que utilizarán las de Punta Catalina.

Es tecnología de última generación la que se está aplicando, dijo el ingeniero Román, al responder una pregunta sobre la expulsión de gases por las chimeneas, señalando que el diseño incluye la utilización de filtros especiales que reducirán al mínimo las emisiones.

El costo promedio del proyecto Punta Catalina es de 1945 millones de dólares, y según se dijo, es similar al que han tenido construcciones similares en otros países.

Para la instalación del proyecto se ha reservado un área de un millón de metros cuadrados, a título de arrendamiento por 80 años, al consorcio Vicini.

De acuerdo a las explicaciones de los técnicos, cada una de las plantas generará sobre 350 Megavatios, y su construcción está avanzada en más de un 70 por ciento.

Aunque se aspiraba a que estuvieran listas a finales de este año 2017, por los inconvenientes confrontados se ha proyectado concluir el año próximo.

Noticias Relacionadas