Internacionales

El compromiso y la lucha de las féminas de Latinoamérica colmaron la celebración del Día Internacional de la Mujer, jornada-reclamo contra la discriminación de género y por el derecho pleno a ser tomadas en cuenta.

En Asuncion, Paraguay, columnas de mujeres marcharon hasta el Panteón de los Héroes, en el Centro Histórico asunceno, en el cual denunciaron los abusos y maltratos a los que son sometidas y la poca o ninguna solución del Gobierno.

Por su parte, en Bolivia, el presidente Evo Morales, anunció la creación de un comité interinstitucional para dar cumplimiento a leyes y normas en favor del sector femenino.

El mandatario resaltó, en conferencia de prensa, que la violencia contra el mal llamado sexo débil es una cuestión que pasa por las enseñanzas familiares y por las instancias judiciales.

Al conmemorarse la efemérides en Uruguay, el Frente Amplio (FA) ratificó ser una fuerza política comprometida con los derechos de las féminas y la igualdad de género.

La coalición de partidos de izquierda manifestó su compromiso con las organizaciones de la sociedad civil y destacó la aprobación de una «serie de reformas fundamentales» desde su llegada al poder en 2005, a fin de ampliar y garantizar los derechos sociales, económicos, políticos y civiles de las mujeres.

En Brasil, movimientos sociales, centrales sindicales y organizaciones gremiales de todo el país, hicieron un llamado a sus compañeras para paralizar este miércoles a la nación con el fin de testimoniar su rechazo a las reformas del que llaman gobierno misógino y machista de Michel Temer.

La Central de Trabajadores y Trabajadoras confirmó que las brasileñas exigieron el fin de la violencia de género y los retrocesos gubernamentales.

Ya es hora de decir basta, subrayó la organización antes de enfatizar que «todas juntas podemos derrotar el machismo que nos oprime y construir un mundo donde predomine la justicia y la igualdad».

Convocada por los movimientos sociales y centrales de trabajadores, los ecuatorianos protagonizaron una mega marcha para conmemorar el Día Internacional de la Mujer y recordar los 18 años del feriado bancario, que provocó la crisis económica de 1999.

La concentración devino homenaje a las ecuatorianas que resaltaron los logros alcanzados principalmente en los 10 años de revolución ciudadana liderados por el presidente Rafael Correa.

Venezuela, en tanto, rindió su tributo con el traslado hacia el Panteón Nacional de los restos simbólicos de tres heroínas, entre ellos los de Matea Bolívar, la primera maestra de Simón Bolívar.

En ocasión del Día Internacional de la Mujer, Matea e Hipólita Bolívar, quienes inculcaron en El Libertador el sentido de justicia, libertad e igualdad, recibieron el homenaje de sus compatriotas junto a Apacuana, una india que se levantó contra del dominio español, siendo una de las primeras que luchó por la independencia de Venezuela.

Al mismo tiempo, en Lima y otras ciudades peruanas las trabajadoras exigieron igualdad y rindieron homenaje a las víctimas de feminicidios, reclamando justicia para ellas.

«No sólo exigimos que se respeten los derechos de la mujer trabajadora, ama de casa y que se castiguen los feminicidios sino también expresaremos nuestra posición favorable al nuevo currículo escolar porque la inclusión es respeto a todos los seres humanos, sin distinciones», dijo Diana Miloslavic, de la agrupación Canto a la Vida.

Al llamado del Paro Internacional de las Mujeres, que se extendió a 60 ciudades argentinas y otros 50 países, las trabajadoras recesaron sus jornadas para realizar asambleas y encuentros.

Ellas levantaron sus voces al grito de Ni una menos, nosotras paramos, en reclamo de esas tantas que son violentadas, acosadas y sobre todo asesinadas, un fenómeno que golpea duro a esa nación del cono sur.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas