Internacionales

El candidato a presidente de Ecuador por la oposición, Guillermo Lasso, quien perdió en la segunda ronda de comicios, advirtió que impugnará los resultados de las justas, los cuales constatan hoy la victoria del oficialista Lenín Moreno.

El exbanquero de la coalición CREO-SUMA, quien se autodenominó ganador luego de una encuesta a boca de urna, que lo favoreció al cierre de los sufragios, denunció pretensiones de fraude desde su ciudad natal, Guayaquil.

Lasso adelantó que en el menor tiempo posible, sus asesores legales y técnicos presentarán las objeciones vinculadas con supuestas irregularidades durante los comicios.

Los comentarios de Lasso contradicen afirmaciones del Consejo Nacional Electoral (CNE) y las misiones de observación internacional, que aseguraron y constataron in situ la transparencia del proceso.

A partir del cierre del escrutinio, con el 100 por ciento de las actas contabilizadas, las organizaciones políticas participantes en las elecciones contarán con una etapa de impugnación.

Con el argumento de que las protestas son legítimas en una democracia, Lasso llamó a salir a las calles.

De acuerdo con los resultados oficiales, al inicio de esta jornada y con el 96,51 por ciento de los votos contabilizados, Moreno cuenta con el 51,12 por ciento de las papeletas válidas, mientras Lasso es favorecido por 48,88 por ciento de los electores.

La segunda ronda de comicios se llevó a cabo la víspera en todo el territorio nacional y las circunscripciones en el exterior, antecedidas por justas adelantadas para los privados de la libertad y personas con discapacidad severa.

Lenin Moreno hará camino al andar

Con los versos de Antonio Machado, musicalizados por Joan Manuel Serrat: «Caminante no hay camino, se hace camino al andar», Lenín Moreno, electo presidente de Ecuador, prometió ante miles de personas mantener la ruta de la revolución ciudadana.

Su voz melódica retumbó en medio de la noche al entonar la canción en la tarima habilitada en la céntrica avenida de Los Shyris, frente a la sede de la formación política Movimiento Alianza PAIS, de la cual es miembro.

Jóvenes, mujeres, familias enteras, ancianos y niños acompañaron al elegido, quien sucederá el venidero 24 de mayo a Rafael Correa, máximo líder de esta nación sudamericana por 10 años, período reconocido por muchos como la Década Ganada, debido a los logros económicos, políticos y sociales.

Banderas, vuvuzelas, pancartas en respaldo al exvicepresidente y consignas como: «Lenín, amigo, el pueblo está contigo», inundaron el lugar, usualmente utilizado por la oposición para realizar manifestaciones contra el gobierno nacional.

En esta ocasión, desde la tarde, la víspera, día de la segunda jornada de elecciones presidenciales, quienes siempre apostaron por la continuidad de la revolución ciudadana comenzaron a concentrarse en esa área, para estar bien cerca del cuartel general de Alianza PAIS.

Lo que fue decenas al inicio y cientos al cierre de las urnas a las 17:00 (hora local), se convirtieron en miles luego del primer reporte oficial del Consejo Nacional Electoral, pasadas las 20:00, que confirmó la victoria.

Desde su podio, y con su habitual dulzura, y a la vez firmeza, Moreno prometió continuar la ruta tomada por Correa, en 2007 y profundizar los verdaderos cambios experimentados por la ciudadanía desde entonces, para mejorar su bienestar.

Erradicar la pobreza, eliminar la desnutrición infantil, mejorar la vida de los ancianos e impulsar la generación de empleos y los emprendimientos, sobre todo del sector joven, serán algunas de las prioridades de la nueva administración.

Uno de sus principales compromisos, es luchar contra la corrupción del pasado, el presente y aquella que pueda aparecer durante su gestión.

Impulsado por la trayectoria recorrida, Moreno llamó a todos los ecuatorianos a «seguir construyendo un mejor país», como homenaje al promotor del nuevo Ecuador, el dignatario saliente, Correa.

«Gracias, Rafael», aseveró el vencedor en las justas y advirtió que su mano está tendida para trabajar incluso, con quienes no votaron por él.

Al filo de las 23:00 y con el 95, 97 por ciento de los votos escrutados, 39 mil 314 de las 41 mil 42 actas, el 51,12 por ciento de los electores beneficiaban a Moreno, mientras su oponente Guillermo Lasso, tenía el 48,88 por ciento.

La noche terminó con un intercambio musical, con temas a dúo entre el presidente saliente y el electo, junto al pueblo.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas