Opinión

Recientemente fue publicado el libro “La sombra del libre comercio: cambios dentro de la economía mundial” de la autoría del Dr. Daniel Guerrero, académico e investigador, con una brillante carrera de diplomático. Sin lugar a dudas, este libro es el fruto de varios años de estudio e investigación sistemática, el cual está destinado a servir de consulta para los estudiosos de las relaciones económicas internacionales.

Me correspondió la honrosa tarea de presentar la obra de la cual comparto los comentarios al respecto y en la misma al interiorizar en su lectura se puede identificar e interpretar que un tratado de libre comercio es el resultado de un contrato entre dos o más países, o entre un país y un bloque de países que es de carácter vinculante, esto es, que se trata de un cumplimiento obligatorio, y cuyo objeto es eliminar obstáculos al intercambio comercial, consolidar el acceso a bienes y servicios, así como favorecer la captación de inversión privada.

Es importante poner de relieve que fruto de la integración de las economías, un tratado de libre comercio incorpora temas comerciales, económicos, institucionales, de propiedad intelectual, laboral y medio ambiental. Razones por las cuales este se constituye un instrumento de politica comercial y como tal es negociado por entidades rectoras de cada gobierno, por lo tanto, este es un acuerdo integral, que incluye temas clave de la relación económica entre las partes involucradas.

En ese contexto, un tratado de libre comercio aborda el acceso al mercado de bienes con aspectos relacionados con barreras arancelarias y no arancelarias, salvaguardias, normas de origen, obstáculos técnicos, medidas sanitarias y fitosanitarias y mecanismos de defensa comercial, así como la prohibida práctica del Dumping. Pero es que las negociaciones de un tratado de libre comercio, en consecuencias, trascienden la esfera del comercio y abarcan otros ámbitos relacionados a una visión de desarrollo más comprehensiva, por lo que suponen la generación de espacios para dialogar y el entendimiento.

Y ha de ser así, y no de otra manera, ya que se trata de un convenio entre dos o más naciones mediante el cual éstos pactan unas normas para facilitar el comercio entre ellos, con la finalidad de que sus bienes y servicios puedan intercambiarse con mayor libertad. Es en tal virtud que ha de interpretarse que en un tratado de libre comercio se incluyen muchos temas, teniendo en cuenta diversos aspectos que pueden afectar el comercio entre los países firmantes, siempre con el objetivo de facilitar el intercambio comercial y respetando los derechos y principios establecidos en la constitución politica de cada Estado.

Bajo ese enfoque el doctor Daniel Guerrero nos conduce al entendimiento de todo lo que implica un Tratado de Libre Comercio, lo cual se aprecia en los cuatro capítulos y un epílogo en que dividió el libro comenzando por la ruta del libre comercio, el impacto de las asimetrías económicas, los obstáculos al comercio internacional y los mega acuerdos comerciales. Estos ejes temáticos son tratados por el autor de manera muy cautelosa e impresionante y un dominio magistral de los instrumentos que acompañan un TLC y las relaciones económicas internacionales, lo cual se aprecia en la brillantez de la redacción del texto plasmado en 336 páginas.

Comparto, en toda su dimensión con el autor su visión sobre la marcha actual del comercio exterior y la política comercial, que en los últimos tiempos ha dado un giro asimétrico y que genera cierto nivel de incertidumbre con la nueva postura y señales que se vislumbran desde Washington, poniendo en entredicho cual será el futuro inmediato de la economía mundial. Es en tal sentido que el autor interpreta que “el abandono de la vía multilateral por parte de las grandes potencias económicas para privilegiar los acuerdos comerciales o plurilaterales está afectando las grandes soluciones globales a los graves problemas que afectan al comercio mundial”.

Existe una alta probabilidad de que la situación actual del comercio mundial se explique por su tendencia a la desaceleración, fruto de unos niveles de crecimiento bajo mostrado en los últimos ocho años con una tasa de expansiva del PIB promedio de apenas un 2,2%, considerada como la más baja en el contexto en que se desarrolló la crisis financiera global durante el período 2008-2012 y sus efectos posteriores, al mostrar estas un débil crecimiento de apenas un 1,5%.

En el contexto de las relaciones económicas internacionales, los riesgos globales se han convertido en la principal amenaza por la que transita el planeta, como resultado de los crecientes riesgos que enfrenta la economía mundial. Pero esto se debe a que la dimensión de las relaciones económicas internacionales trasciende las fronteras de un país por la importancia de estas en el ámbito comercial, político y diplomático, pues, la obra del Dr. Daniel Guerrero permite interpretar esa realidad que rodea a la economía y al comercio mundial.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas