Opinión

En diciembre de 1992 Juan Bosch anunciaba a la nación su candidatura presidencial para las elecciones del año 1994. En esa ocasión expresaba: “Ante esa decisión he procedido a hacer una evaluación de la situación económica, social, política y moral del país, dramática y catastrófica, la cual hay que enfrentar y reducir a su mínima expresión”. Más adelante en su histórico discurso Bosch nos decía: <<... el Estado dominicano, desde 1966 hasta la fecha, ha sido incapaz de asegurarles a las grandes mayorías del país los servicios públicos fundamentales establecidos en la Constitución de la República, tales como educación, salud, seguridad social, vivienda y agua potable. A lo largo de los últimos años, esos servicios se han hecho más deficientes. Por ejemplo, el abastecimiento de agua potable se estima que es menor del 35% en los hogares dominicanos que tienen esa conexión dentro de las viviendas y el 37% de las muestras de agua servida por tuberías tienen un alto grado de contaminación>>.

El aspirante a la Presidencia de la república seguía explicando a sus conciudadanos: <>.

Juan Bosch era coherente y reiterativo en su propuesta de gobierno. En su candidatura de 1990 y ante la Cámara de Comercio Americana aseveraba: <>.

El Partido de la Liberación Dominicana se estrenó como gestor de gobierno en el cuatrienio 1996-2000 y ha seguido de modo continuo desde el 2004 hasta el presente. ¿Está Juan Bosch satisfecho?

Noticias Relacionadas