Hablan los hechos

Desde su discurso de campaña electoral, pasando por sus cuentos, los métodos de estudios, su programa de gobierno hasta la Constitución que impulsó en el 1963, el ciudadano común estuvo en el centro del proyecto de país y el pensamiento del profesor Juan Bosch, que el próximo viernes 30 de junio cumplirá 108 años de su nacimiento.

Al principio del 1960, el Profesor Bosch se convirtió en el gran maestro de la sociología del pueblo dominicano y con sus intervenciones públicas popularizó los términos tutumpotes, en referencia al sector oligárquico del país, e hijos de machepa, eran los pobres y desarropados.

En sus obras literarias el personaje o los personajes centrales de sus cuentos giran en torno a un ciudadano de los estratos económicos más bajos. Así encontramos a Encarnación Mendoza el personaje desdichado que protagoniza el cuento que lleva por nombre “La Nochebuena de Encarnación Mendoza” o la madre soltera que tiene que enfrentar la vida con sus hijos en la más extrema pobreza y que el maestro retrata en su cuento “El Bohío”.

Cuando se trata de sus enseñanzas políticas y métodos de trabajo, Bosch pasa a integrar al Partido de la Liberación Dominicana (PLD) a personas comunes, gente sencilla de la capital y grandes ciudades de la República Dominicana, pero también de los campos lejanos. No tomaba en cuenta su nivel académico o social, lo que importaba era el valor moral y la decisión de integrarse al Partido Morado.

A través de los círculos de estudios, el profesor Bosch instruyó a esas personas a encaminarse por una determinada conducta y una visión de la vida en sociedad, su responsabilidad como ente social. Fue un mecanismo inteligente de participación social y política de todos los estratos de la sociedad, pero especialmente de los que sentían que no eran tomados en cuenta en las instancias de participación y toma de decisión. Con ese método, el Profesor Bosch logró que un campesino o un estudioso del campo o la ciudad y un estudiante o profesor universitario, que fueran formados en el PLD, elaborara discurso coherente, similar y con la misma visión.

La secretaria nacional de formación política y miembro del Comité Político, Alejandrina Germán, ha declarado que esa forma innovadora de Bosch para involucrar a la gente de todos los estratos sociales en su proyecto político generó preocupación en el sector dominante del país. “Dicha forma de organización fue criticada por sus opositores, quienes llegaron al extremo de manipular el término método, sustrayéndolo de su propio significado dialéctico, haciendo creer a amplios sectores de la nación que Juan Bosch intentaba formar idiotas, autómatas. Los opositores a Bosch invirtieron recursos humanos y económicos millonarios para convencer a la población de que el método era sinónimo de tiranía e imposición. Hicieron ingentes esfuerzos por cambiar el concepto por el epíteto”, expresó Germán en un artículo que publicó en vanguardiadelpueblo.do.

El gobierno que encabezó el profesor Juan Bosch, que solo duró siete meses, ha sido reconocido como una de las gestiones más progresista de la historia del país. Entre las principales medidas que tomó en su breve gobierno resaltan un plan alfabetización, cobertura de la sanidad pública, regulación de precios en la canasta familiar, concesión de préstamos blandos a pequeñas industrias, creación de zona franca, el proyecto de las escuelas vocacionales y becas para estudios superiores en el extranjero.

Pero el mayor aporte del gobierno del Profesor Bosch hacia las capas sociales materialmente menos favorecidas, fue la proclama de una nueva Constitución, una de las más progresistas del país. En la Constitución del 1963, como se conoce, fue liberal, progresista y de justicia social, pero sobre todo rompió con el concepto coyuntural que caracterizaron el constitucionalismo en el país hasta ese momento.

Entre los principios fundamentales de la Carta Magna proclamada en el gobierno del Profesor Bosch, figuran proteger la dignidad humana y promover y garan­tizar su respeto, propender a la eliminación de los obstáculos de or­den económico y social que limiten la igualdad y la libertad de los dominicanos y se opongan al desarrollo de la perso­nalidad humana y a la electiva participación de todos en la organización política, económica y social del país.

Como se puede observar, los hijos de machepa siempre estuvieron en el centro del pensamiento y la acción del profesor Bosch, fueron su inspiración literaria, la estructura en la que se fundamentó el crecimiento del Partido de la Liberación Dominicana y el centro de su gobierno.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas