Portada

Víctor del Prado, miembro fundador del Comité Intermedio Capitán Máximo Cabral del Partido de la Liberación Dominicana en la capital, dijo que tras asumir el poder, en esa organización política se han ido perdiendo los valores de solidaridad y compañerismo, al tiempo de abogar por una mayor compenetración entre el partido y el gobierno.

Del Prado rememoró los niveles de familiaridad que existían en el PLD. “Cuando alguien se enfermaba o dejaba de asistir a la reunión por un tiempo, se formaba una comisión que lo visitaba a su casa para saber de él”, declaró con nostalgia el ahora miembro de un Comité de Base en el Comité Intermedio Rosa Salas, quien recordó compartió militancia y trabajos políticos con él

Propugnó por una mayor participación de la dirigencia media y de base del Partido de la Liberación Dominicana en las instancias gubernamentales: “El partido es que lleva a los compañeros al gobierno, son los peledeístas los que se fajan a hacer el trabajo político. A veces se sienten solo y vació”, señaló el dirigente político, en un conversatorio con Vanguardia del Pueblo.

Considera como necesario darles vida a los Comités Intermedios del Partido, señalando que cuando el profesor Juan Bosch creó los Círculos de Estudios y los Comités de Base lo hizo para formar a los peledeístas y discutir los problemas a lo interno, incluyendo los temas de las comunidades en donde tenia su radio de acción el Comité Intermedio

“Hoy en día los Comités de Base no se reúnen. Eso da pie a que muchos compañeros se sientan alejado del Partido”, indicó para que muchos Comités Intermedios no tienen ni siquiera local, lo que entiende en una delicada situación a la que la dirección partidaria debe buscarle una solución

Vida Partidaria

En la actualidad, Víctor del Prado pertenece al Comité Intermedio Rosa Salas C, siendo de los dirigentes que salió del Máximo Cabral para fundar ese Intermedio al que se le asignó una parte del amplio territorio que le correspondía al Comité Intermedio madre.

Es de los fundadores del Partido de la Liberación Dominicana, proveniente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) en 1972, cuando empezaron a crearse los primeros Círculos de Estudios.

Relata que desde que era un joven, lleno de inquietudes y aspiraciones, siguió al profesor Juan Bosch, afecto inculcado por su padre Néstor del Prado quien era presidente del Intermedio No. 39, de la Zona San Carlos del PRD y en el gobierno del Profesor Juan Bosch fue encargado de nómina del ministerio de Obras Publicas.

Narra que su padre era muy querido en San Carlos, sector donde él (Del Prado) nació, y muy amigo de Juan Bosch, con quien compartía frecuentemente.

“Me formé en el Comité Intermedio Capitán Máximo Cabral, en la calle Gerónimo de Peña que fue donde se fundó. De ese tiempo recuerda un sin número de compañero, me acuerdo de Emigdio Sosa. Ahí nos comenzamos a formar. De ahí, caímos a la calle Abreu, casi esquina Barahona, donde se encuentra actualmente.

Allí pasaron Danilo Medina, actualmente Presidente de la Republica, Danilo Díaz, José Tomás Pérez, Héctor Olivo, Aristipo Vidal, Jose María Sosa, Rubén Bichara, un sin número de compañeros como Vidal Méndez, Leticia Peña, Felicia Gonzáles, Clara Urraca (EPD), Gustavo Canó, Hugo Acosta, Hugo Reyes, Joaquín Alberto, Alejandrina Germán, Julián Elsevif, compañeros que siempre estuvimos juntos haciendo trabajo”, recordó.

Refiere que en 1982 siendo circulista formó un Comité de Defensa que llevaba el nombre de San Carlos y que era un requisito para ser miembro del Partido. “Formé con la asesoría de los compañeros Ángel Casado, y José Tomás Pérez, ese Comité de Defensa. Allí hacíamos la propaganda, las promociones del barrio de San Carlos, los problemas del Barrio San Carlos lo denunciábamos a través de ese Comité, a parte del trabajo político que hacíamos”.

De ese momento recuerda el error que cometió al imprimir en el anverso de una lámina con la imagen de la Virgen de la Altagracia una propaganda del Comité de Defensa y del PLD.

“Ese papel que me lo regaló un impresor amigo, llegó a manos del Profesor Juan Bosch, que motivó un desmentido al inicio de una comparecencia suya por televisión, lo que me llevó a que al día siguiente en horas de la mañana girara una visita a su casa presentándoles mis excusas”. Apuntó que no le regañó pero si le hizo saber el gran error de mezclar propaganda política con una imagen de la Virgen en un pueblo eminentemente católico. “ Aprendí para siempre esa lesión”, dijo Víctor del Prado, quien es también católico de devoción .

Expresa que cuando muchas personas no creían en el Partido de la Liberación Dominicana y se recaudaba dinero en las calles, en sus inicios él era una de las personas que recolectaba más dinero. “Los compañeros se asombraban conmigo, decían pero como era posible que yo consiguiera tanto dinero para entregar al partido, porque yo tenía muchas amistades que podían cooperar e iba donde esas personas que ya eran comerciantes y las hice cotizantes del Partido”.

Recuerda los Esfuerzos Concentrados: “A nosotros nos cerraban las puerta muchas veces, porque la gente no creía cuando íbamos a llevarle la línea política partidaria nuestra para que creyeran en nosotros”.

Evoca que cuando se dio el primer Congreso del partido, Narpier Diaz Gonzales, estaba en el Intermedio Máximo Cabral, y que se realizó en el Cine San Carlos, en ese entonces el local mas amplio bajo techo de la ciudad . “Cuando Juan Bosch entró lo recibimos con esa consigna que decía: “Juan Bosch es el guía, el PLD la vía”

Fresco en la memoria tiene el ímpetu del Profesor Juan Bosch cuando entró al local del cine y todos delirantes nos paramos sonando las palmas con el aplauso, propio del PLD, “Porque hasta una forma de aplaudir teníamos” apuntando que el PLD es una organización con mística,

Destaca la relación de compañerismo y amistad que tuvo con Juan Bosch heredada de su padre, señalando que lo llegó a visitar en la oficina de la calle César Nicolás Penson y con el presidente Danilo Medina con quien compartió militancia en el Comité Intermedio Capitán Máximo Cabral.

Asimismo con el secretario general del PLD, Reinaldo Pared Pérez (Reinaldito) y su hermano Carlos Pared Pérez. “Don Reinaldo, el padre de ellos no salía de mi casa, visitaba a mi padre y se sentaban a charlar. Ellos eran sancarleños”

Solicita una pensión al presidente

Del Prado, miembro fundador del PLD, con 65 años de edad, operado en cinco ocasiones y quien es tratado de lesión cancergena cáncer, aprovechó la entrevista con Vanguardia del Pueblo para solicitarle su pensión de ley al presidente Danilo Medina a quien considera su amigo. “El me conoce, hicimos vida política juntos en el Máximo Cabral y donde quiera que me ve me saluda. Si él sabe las condiciones mía, Estoy más que seguro que me manda a buscar de una vez, , como lo ha hecho en otras ocasiones yo sé que no le han llevado mis documentos”, afirma.

“Lo único que solicito es esa pensión que es la base para yo poder comprar mi medicinas y alimentarse. Nadie sabe lo del otro. A veces yo me acuesto y lo digo sinceramente, y lo pueden decir ustedes, hasta con un plátano vacío. Una situación muy difícil para mí, a mi edad , con enfermedades, casi cinco operaciones arriba y problemas de limitaciones económicas”, describió.

Manifiesta que es una pensión fruto de su trabajo en la administración pública en que laboró por muchos años en instituciones como Corporación de Fomento Industrial, hoy Proindustria, hoy Fomento Industrial, el Instituto Nacional de la Vivienda y el Ayuntamiento del Distrito Nacional.

Explica que no tiene ningún ingreso económico fijo y que agradece la ayuda que le han dado algunos compañeros para comprar sus medicamentos y las facilidades del doctor Nelson Rodríguez, director del Sistema Nacional de Salud, para su tratamiento.

Reflexiones sobre el PLD

La última parte de la entrevista, a solicitud del equipo de Vanguardia del Pueblo, Víctor del Parado la dedicó a hacerle una crítica al PLD, recordando aquello de la crítica y autocrítica que tantos valores llevó al Partido de la Liberación Dominicana.

“Veo ahora mismo que el Partido tiene una relación distante con el gobierno. No hay esa compenetración entre Partido y Gobierno, que debe ser todo lo contrario” comentó, abogando para que esa situación se corrija.

Advierte que en la actualidad una situación de vacío y de desprotección inunda a los viejos militantes del PLD, un reflejo de que hace falta la solidaridad que caracterizó a los peledeistas, cualidad inculcada por el Profesor Juan Bosch.

“A veces los compañeros se sienten vacío y se preguntan ¿qué le pasa al gobierno cual es la razón, porque esa lejanía y desunión?

Considera urgente que se abran los loales, que se convoquen las reuniones. No se debe esperar que vengan las elecciones para convocarnos, dijo para razonar que el PLD es un ente vivo.

Del Comité Intermedio Rosa Salas informó que no tiene local, explicando que cuando se reúnen lo hacen en una vivienda en San Lázaro. Destacó el trabajo de la presidenta del Intermedio , Digna Méndez, quien es también regidora en el Ayuntamiento del Distrito Nacional.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas