Opinión

Para el período transcurrido entre 1952 y 1954, las instalaciones físicas de la “División Berlanga” de la Grenada Company en Monte Cristi, estaban prácticamente terminadas y podemos describirlas excluyendo, desde luego, al Municipio de Pepillo Salcedo, correspondiente a la provincia de Monte Cristi, que popularmente era y es conocido, con el nombre de Manzanillo. En la Cruz de Palo Verde, habían construido 19 viviendas en formas de chalets, que eran de una hermosa confección y que todavía hoy, lo que queda de ellos, despiertan admiración profunda por el escenario en que fueron construidos. En La Cruz de Palo Verde se había construido un campo de softball, que era el asiento del equipo de ese deporte conocido con el nombre de “Berlanga” el cual había reorganizado un antiguo Superintendente Agrícola, como hemos dicho que respondía al nombre de Douglas Kidd, Ingeniero Agrónomo que había jugado en una Liga Menor de los Estados Unidos de América, que pertenecía a los Medias Rojas de Boston.

En esas construcciones de la Cruz de Palo Verde, había un chalet a la orilla del río Yaque del Norte, bellísimo, que había sido construido en los inicios de la decada de 1930, tal vez en 1932, por una empresa agrícola de capital extranjero entre los que había empleados de origen europeo, conocida con el nombre de “La Limonera”. Es esa casa que vivía Osvaldo Lister Bircám, Cuco, que llegó a ser alto funcionario de la empresa bananera, nacieron sus hijos, Osvaldo, Carmen, Guillermo Emilio y Alexandra y estaba ubicada en la margen sur de ese importante río, de dimensión continental, que desemboca en el paraje de “Quebró” en la provincia de Monte Cristi. En ese lugar de La Cruz de Palo Verde, que era la capital agrícola de la empresa, ademas de la Superintendencia Agricola, estaba la escuela primaria que se iniciaba en el 4to curso hasta el 8vo, en la cual cursó el 7mo y 8vo el autor de esta columna, que fuimos el primer alumno graduado en ese centro de enseñanza.

En ese lugar fue construido por el año de 1954 el “Club Berlanga”, que además de cancha de tenis, sala de billar, tenía una hermosa piscina, que era también el local donde todos los jueves, de cada semana, la empresa exhibía las películas más modernas de la cinematografia estadounidense. En el hábitat de los empleados burocráticos y de campo de la división agrícola de más categoría, se construyó después, un campo de golf de nueve hoyos y existía también una construcción de madera con techo de zinc, que se conocia con el nombre de “Hotel de Solteros”. La Cruz de Palo Verde, además de un acueducto que alimentaba de agua potable ese hábitat, las oficinas y los dos bateyes que existían, recibía el servicio de energía eléctrica de manera permanente, sin interrupción, las 24 horas del día. Hemos expresado que ninguna de las empresas estadounidenses, como “El Central Romana”, “El Barahona” y la “Dominican Fruit Co”, establecida en Azua, acomodaron con tanta calidad y bienestar físico, a sus empleados.

Además de estos chalets de La Cruz de Palo Verde, en las fincas de Isabel, Madre, Maguaca, Walterio, Julián y Jaramillo, habían construcciones similares a los de La Cruz de Palo Verde que hacían un total de 23 a los que debemos sumar las 19 viviendas similares que habían en La Cruz. Estas viviendas estaban amuebladas con excelentes muebles de caoba, comedores, salas y alcoba, de primera calidad, fabricados por el taller de ebanistería de don José Socías, ubicado en el municipio cabecera de la provincia de Monte Cristi. Continuaremos…

últimas Noticias
Noticias Relacionadas