Lo Último

El presidente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Leonel Fernández, ha analizado los primeros seis meses del gobierno del presidente de los Estados Unidos, Donaldo Trump, y llega a la conclusión que ha sido hasta ahora “más estilo que sustancia” lo que ha generado preocupación, angustia y desconcierto tanto en los Estados Unidos, como en otros países del mundo.

“Es el presidente de los tuits a altas horas de la noche o en las madrugadas; el que afirma construirá un muro entre México y los Estados Unidos; el que alega haber convocado a la mayor multitud en la historia el día de su proclamación; y el que ha hecho del conflicto con los medios de comunicación una característica de su administración”, enumera Fernández sobre la gestión de Trump en su columna el Observatorio Global.

Refiere que, desde el inicio de su gestión, Trump tomó una serie de medidas como la de prohibir la entrada a suelo de los Estados Unidos de personas de los países con tradición musulmana lo que generó caos en los aeropuertos. “Varios jueces de distintas jurisdicciones dejaron sin efecto las primeras órdenes ejecutivas del presidente recién juramentado. Fue su primera experiencia en ir descubriendo que el sistema democrático norteamericano se fundamenta en un mecanismo de pesos y contrapesos”, observa Fernández.

Reseña el expresidente de la República que con la llegada de Trump a la Casa Blanca el valor de las acciones se ha disparado a sus niveles más altos y que eso responde a varias de sus promesas de corte económico como la reducción de impuestos y la desregulación del sector financiero impuesto desde el 2008. Igualmente, cita las intenciones de Trump de poner fin a los acuerdos comerciales con varios países.

Entre esas medidas, Fernández enumera la reducción de la tasa de impuestos de las grandes corporaciones de un 25 a un 15%, la eliminación del pago de impuestos por transferencia inmobiliaria, la anulación de la ley de salud, mejor conocida como Obamacare; la inversión de un trillón de dólares en desarrollo de infraestructuras, el aumento en el gasto militar, la flexibilización de políticas ambientales, así como la eliminación de barreras al uso del carbón y otros combustibles fósiles.

“Con una política de reducción y eliminación de impuestos, de desregulación financiera, de revisión de acuerdos comerciales, de inversión en infraestructuras, de promoción del uso de combustibles fósiles e incremento del gasto militar, Donald Trump sueña con convertir a los Estados Unidos en una especie de Trump Tower de la economía global”, reflexiona el expresidente de la República.

Respecto al manejo de Trump con otros países, Fernández señala que inició rompiendo con una vieja tradición del pueblo norteamericano. “Llamó por teléfono a la presidenta de Taiwán antes de establecer comunicación con la República Popular China, que es el país con el que los Estados Unidos tiene relaciones diplomáticas”, refiere.

También citó el manejo con la Cuba, que pretende echar para atrás los avances que se logró el gobierno de Barack Obama con ese país, luego de medio siglo de política de aislamiento. “Ahora, todo eso queda en la incertidumbre. El presidente Trump, quien había procurado realizar negocios en Cuba en la década de los noventa, ha anunciado un conjunto de medidas cuya aplicación haría retroceder el reloj de la historia con respecto a los vínculos de Estados Unidos con Cuba”, dice en su escrito publicado en el Listín Diario y Vanguaardiadelpueblo.do.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas