Lo Último

El presidente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y expresidente de la República, Leonel Fernández, al valorar que la Comisión Bicameral que estudia el proyecto de ley de partidos y agrupaciones políticas, ya está en la etapa final para presentar el informe y convertir en ley la propuesta, sostuvo que el nuevo instrumento legal garantiza el tránsito de la democracia dominicana hacia una nueva etapa.

“Será de mayor participación política de los ciudadanos; de mayor institucionalización interna de los partidos; de mayor capacitación de los afiliados; y de mayor transparencia en el uso de los recursos económicos”, resaltó en un artículo que publica hoy en vanguardiadel.do y el periódico Listín Diario, en su sección “Observatorio Global” que publica dos veces al mes.

En su publicación analiza el debatido tema del financiamiento político y luego de un análisis comparado de las diversas modalidades del financiamiento de la política en países de América Latina, Fernández resalta los cambios que introducirá en el modelo dominicano la ley de partidos políticos, que contempla un modelo de financiamiento mixto, con aportes del sector público y el privado.

“De ser aprobado el proyecto de ley, un 80% de los recursos públicos será distribuido a los partidos en función de los votos obtenidos en la última elección; y un 20% en partes iguales entre todos los partidos incluyendo los de nuevo reconocimiento”, resaltó. Según lo aprobado por la Comisión Bicameral, sostiene Fernández, un 50% de los recursos del Estado serán destinados para cubrir los gastos administrativos operacionales; un 15% a los gastos de educación y capacitación de los miembros de la organización política; y un 35% para apoyar la organización de los procesos internos de elección de dirigentes, primarias internas y candidaturas a puestos de elección popular.

El presidente del PLD explica que en lo que atañe a las contribuciones individuales hechas por particulares a los partidos y a los candidatos, no podrán ser superiores al 1% del monto máximo correspondiente al partido que reciba mayor asignación de fondos públicos. “Eso quiere decir que si el partido que mayor cantidad de fondos reciba de la Junta Central Electoral alcanza la cifra, por ejemplo, de 700 millones de pesos, la contribución individual no podría ser mayor de 7 millones de pesos”, ilustra el expresidente.

Puntualiza que siguiendo la tendencia de la generalidad de las legislaciones de los países de América Latina y el Caribe, el proyecto de ley de partidos considera como contribuciones ilícitas, las provenientes de gobiernos extranjeros, de personas físicas o jurídicas vinculadas a actividades delictivas; las que no pueda determinarse su procedencia u origen; y las de personas físicas subordinadas cuando les hayan sido impuestas arbitrariamente por sus superiores jerárquicos”.

Fernández también adelanta que el proyecto contempla sanciones a los partidos y agrupaciones políticas que van desde la fijación de multas de 100 a 200 salarios mínimos, hasta la privación de libertad de sus miembros, cuando haya habido apropiación indebida de los recursos de la organización política, destinándose a un uso distinto al dispuesto en la norma.

Fernández destacó la rapidez con que la Comisión Bicameral avanza su trabajo y que eso le ha permitido ir definiendo los puntos controversiales de la propuesta, como es el financiamiento de la política. “La reglamentación sobre el financiamiento de los partidos políticos resulta controversial por el papel que desempeña el dinero en las competencias políticas democráticas o electorales”, sostiene.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas