Hablan los hechos

El secretario general de la Confederación de Trabajadores Unitaria aboga por un reajuste general de salarios que beneficie a todos los empleados del Estado Dominicano.

Aunque el gobierno ha aplicado varios aumentos sectoriales, entre ellos, a los médicos, enfermeras y demás servidores de la Salud; a los maestros y agrónomos, el grueso de los empleados públicos no se ha beneficiado con mejores sueldos desde hace siete años, señaló Francisco Ramírez.

Recordó que está pendiente de promulgación por el Poder Ejecutivo el Reglamento de Aplicación de la Ley de Regulación Salarial del Estado, aprobada hace varios años, y que pondría fin a las distorsiones respeto a las retribuciones que deben recibir los servidores públicos.

Con ese reglamento los aumentos de salarios a los trabajadores activos y pensionados del gobierno serán establecidos sobre bases claras y se terminará con las prerrogativas discrecionales que pueden privilegiar allegados mientras ignoran los méritos de otros.

Ramírez, subsecretario de Asuntos Laborales del Partido de la Liberación Dominicana, destaca que desde hace años vienen luchando por un incremento salarial para todos los trabajadores del Estado.

El director del Departamento Sindical de la Secretaría de Asuntos Laborales de nuestro partido sostiene que mantener estáticos los ingresos de los empleados gubernamentales contradice el criterio de equidad e igualdad de oportunidades.

Proporcionalidad laboral

Con relación a los aprestos para modificar la proporcionalidad de la mano de obra extranjera con relación a la nacional, Ramírez demanda de las autoridades la aplicación estricta de la normativa que dispone que un 80 por ciento de las nóminas debe estar compuesta por dominicanos.

En ese orden, considera que la Dirección de Migración y los cuerpos de seguridad del Estado deben aplicar controles estrictos de la entrada de extranjeros indocumentados, ya que esa presencia tiende a presionar hacia la baja el valor del trabajo.

La realidad palpable es que los ciudadanos de la República Dominicana no tienen empleos garantizados en el sector privado, por lo que si las autoridades acceden a modificar el 80-20, en pro de reducir la obligación de dar cavidad a esa proporción de trabajadores criollos, estarían prestándose a beneficiar los intereses particulares y no los del país, advirtió.

Primero de Mayo

Asimismo, el dirigente sindical y político del PLD dijo que desde hace tiempo reclaman que se restituya la invariabilidad del Uno de Mayo como fecha para celebrar el Día Internacional del Trabajo, y que no pueda ser diferida para enlazarla con el fin de semana en las ocasiones que caiga martes, miércoles o jueves.

Empero, observó que es atendible el punto que plantea la Asociación Nacional de Hoteles y Restaurantes, de que la instauración de los fines de semana largos, a propósito de los feriados diferidos, constituye un impulso al turismo interno y beneficia directamente a los trabajadores del sector.

Es así, que aunque sentimentalmente, los trabajadores organizados añoran concentrarse, movilizarse y celebrar el Día Internacional del Trabajo en su justa fecha, no menos cierto es que el turismo, y en particular el interno, constituye uno de los grandes generadores de empleos en el país.

En alerta con las pensiones

Francisco Ramírez declaró que la Confederación de Trabajadores Unitaria se encuentra en sesión permanente enfocada en el tema de la seguridad social, en particular, en cuanto al tópico de las pensiones.

Indicó que no están dispuestos a mantenerse pasivos, en vista de que la experiencia internacional demuestra que son insuficientes los montos de las pensiones instauradas mediante el sistema de capitalización basado en la prevalencia de administradoras privadas.

Manifestó que la CTU respalda las propuestas y la labor sostenida del diputado peledeísta José Cabrera, para que se reduzca el margen de ganancia que obtienen las AFP por intermediación de los fondos de pensiones de los trabajadores.

Igualmente, Ramírez considera válido que se estudie la posibilidad de establecer un nuevo sistema de pensiones mixto, que recupere parte de los beneficios para los trabajadores que garantizaba el antiguo sistema de reparto.

Sindicalista formado en el PLD

Francisco Ramírez es el último de los dirigentes peledeístas que se formó en los círculos de Estudios Obreros, que construían la base sindical en nuestro Partido de la Liberación Dominicana, estructurados bajo la orientación de nuestro líder fundador, el profesor Juan Bosch.

Como orientadores y enlaces de esos organismos obreros figuraban dirigentes peledeístas legendarios del área sindical, de la talla de Miguel Soto, Rafael Alburquerque, Eugenio Pérez Cepeda, Juan Sosa y Nélsida Marmolejos, y de donde emergieron también, Radhamés Camacho, Melanio Paredes, Eduardo Hidalgo y Domingo Jimenez, entre otros.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas