Opinión

Todo parece indicar que el presidente de la República, Lic. Danilo Medina, ha decidido respetar los acuerdos internos pactados por el Comité Político producto de la pasada crisis del año 2015, y el mandato constitucional que prohíbe la reelección presidencial. Una muestra de esta afirmación lo fue la Juramentación del compañero Rubén Maldonado como presidente de la Cámara de Diputados el pasado 16 de agosto, hecho que ratifica el acuerdo de alternabilidad convenido para el hemiciclo.

Otro aspecto importante y que trae tranquilidad a la familia peledeísta es la confirmación de que el mandatario no se embarcará en otra modificación a la Carta Magna para habilitarse con miras a la próxima contienda electoral del año 2020. Voces cercanas al presidente Medina se han pronunciado expresando de éste se mantiene firme en terminar el presente período y no continuar al frente de la dirección del Estado.

Estas confirmaciones han suscitado un gran entusiasmo en la base y dirigencia del PLD, sobre todo en los jóvenes de nuestra organización, quienes preocupados por los escarceos de algunos, que en el intento de ratificarse en sus cargos, estuvieron promoviendo abiertamente una posible reelección de Medina, se manifestaron en reiteradas ocasiones a través las redes sociales, con las etiquetas #RespetarAcuerdos, #SeRespeteLaConstitución, #DaniloBotaLaLlave entre otras expresiones, que pusieron de manifiesto la pesadumbre en la juventud del partido por el futuro del PLD.

Con la confirmación de que no se volverá a alterar el orden democrático y que la relección presidencial es un tema cerrado, se llena de esperanzas e ilusiones a la familia morada, que está retomando su cauce. Es tiempo de seguir avanzando, el Partido de la Liberación Dominicana debe atender los temas pendientes de la agenda política y partidaria, la divulgación de los Reglamentos aprobados en el VIII Congreso Comandante Norge Botello, la actualización del padrón de membresía con la formidable propuesta metodológica sugerida por el compañero miembro del Comité Político, Dr. Franklin Almeyda Rancier, la aprobación de la ley de partidos, en fin, hay tareas pendientes que retomar, las que fortalecerán toda la estructura partidaria y la democracia dominicana.

Ya habrá tiempo para que el PLD promoviendo la participación democrática, abierta y plural, pueda escoger, en un congreso elector, al peledeísta que nos representará para el periodo 2020-2024, que además, deberá ser un compañero que haya evidenciado la herencia directa del profesor Juan Bosch sobre su creencia en las ideas y su importancia, que se identifique con las causas más justas y nobles, con el propósito de articular las fuerzas sociales en procura de seguir construyendo una sociedad sobre una base económica sólida, fomentar una auténtica democracia, sin exclusión, promoviendo la equidad social, procurando la reducción de la pobreza, mejoras en la calidad de la educación, competitividad, productividad, innovación y mejor y más eficiente inversión en los mercados internacionales. Es tiempo de avanzar, para que el partido de la estrella amarilla pueda continuar conduciendo la República Dominicana por el camino del progreso, el desarrollo y la modernidad.

Noticias Relacionadas