Del Gobierno

El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales acelera la construcción del habitacional donde serán reubicados los campesinos más humildes que ocupan varias comunidades en el Parque Nacional Valle Nuevo.

Participan más de 150 voluntarios, empresarios, empleados del ministerio y comunitarios, encabezados por el ministro Francisco Domínguez Brito.

51 familias del Castillo y la Siberia vendrán al Proyecto levantado por la donación de 117 tareas de su familia y dedicado a Don Popy Bermúdez, a quien se definió como un hombre que luchó por la gente; un gran defensor de los recursos naturales.

“Esta donación que hacemos es también el interés de proteger los bosques y en especial los Parques Nacionales que ha sido siempre una iniciativa de la familia. Yo sé que mi papa desde el cielo nos manda un gran abrazo”, indicó José Armando Bermúdez, en representación de la familia, previo a integrase a las labores de colaboración.

Las autoridades de Medioambiente agradecieron la colaboración de instituciones como la Cooperativa Vega Real, Fundación Rica, Plan Yaque, la Alcaldía de Constanza y la Sabina, a personalidades como Emilio Reyes y Álvaro Peña por sus significativos aportes, y al Instituto Nacional de la Vivienda (INVI) que asumió la construcción de 20 viviendas.

Villa Popy

El proyecto para los campesinos de las comunidades del Castillo y la Siberia, empobrecidos enclaves agrícolas que estuvieron dentro del Parque Nacional Valle Nuevo, lo componen 53 casas para reubicar unas 51 familias y otras facilidades.

El nombre fue elegido en honor al fallecido José Armando Bermúdez (Popy), cuya familia cedió los terrenos en la comunidad de Río Grande.

Las casas están siendo levantadas en blocks y madera que había sido incautada por el Ministerio de Medio Ambiente y por la Dirección General de Aduanas.

La obra, que será terminada en varios meses, tendrá electricidad, agua potable y planta para tratamiento de aguas servidas. A los reubicados también se les entregan predios cercanos a sus casas para que puedan realizar sus cultivos.

La actividad agrícola dentro del área protegida fue prohibida por la resolución 14/2016, dando un plazo para terminar los cultivos de 120 días, tras lo cual se procedió al desmonte de la agricultura y ahora a la reubicación de las familias y recuperación de los espacios.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas