Opinión

Un líder de categoría mundial comienza su gestión con establecer una visión y una misión de lo que persigue obtener. Esta visión es el puente que une el pasado y el presente de una organización con su propio futuro. El pasado y presente son todas aquellas tradiciones, triunfos y experiencias que crean la cultura actual de la organización. El futuro no es una extrapolación de la situación presente, sino más bien, una proyección diferente con condiciones superiores para la organización.

El líder crea una visión sencilla, realista, con credibilidad, que sea fácil de entender, con un atractivo e innovador futuro. Un futuro representado por condiciones mucho mejores que las actuales. Es importante tomar en cuenta que la visión y la misión se formulan dentro del contexto de los valores morales y culturales de la organización y del país.

Un líder de categoría mundial es inteligente, curioso, competente y con capacidad para interpretar intenciones y crear una visión concreta que anima, inspira y transforma propósitos en acciones. Es una persona que tiene fe en él mismo y en los demás, que tiene un carácter estable y positivo como para no depender de la aprobación ni del reconocimiento de su grupo de referencia ni de sus subordinados. Da más que lo que recibe, apoyando a todos. Acepta a las personas tal y como son, basando sus relaciones en el presente y no en el pasado. Acepta sus errores y los errores de los demás como una oportunidad para el mejoramiento, manteniendo siempre una actitud de motivación, aprendizaje y autoeducación en él mismo y en toda la organización.

El líder exitoso planifica, establece procedimientos de trabajo, controla, avalúa el progreso y toma las medidas correctivas correspondientes. El líder siempre funciona con firmeza dentro de la dimensión espiritual y emocional de la organización, utilizando todos los valores, compromisos y aspiraciones de ésta para lograr el cumplimiento de la visión y la misión.

El líder de categoría mundial es un amigo, un maestro, un entrenador, un motivador, un asesor y es la persona que tiene la autoridad en la empresa. Un líder de categoría mundial es la persona que puede guiar una empresa de manera exitosa, frente a las dificultades causadas por la integración y la apertura de fronteras. Por ende, el desarrollo de las habilidades del liderazgo al máximo, es un reto para todos en la organización. El líder crea nuevos líderes.

En resumen, la estrategia que debe seguir el líder es que todos los miembros de la organización siempre ganen. Entiende que todos los individuos tienen aspiraciones para su desarrollo personal y que el cumplimiento de estas aspiraciones pueden ser aprovechadas para el crecimiento de la organización. El líder promueve la participación de todos con una política manifiesta de puertas abiertas, dándoles las facultades, instrumentos, procedimientos y conocimientos para ejecutar bien su trabajo. El líder manifiesta y promueve el desarrollo de la credibilidad en cada uno de los miembros y transmite un sentimiento de trabajo en equipo. Es el único que puede dar a la organización la fortaleza necesaria para enfrentar el reto de los nuevos tiempos.
Cada uno de nosotros debe desarrollar su propio estilo de liderazgo cumpliendo las tareas gerenciales, desarrollando habilidades y asumiendo actitudes que conduzcan al éxito gerencial y empresarial, pero este estilo debe ser de Categoría Mundial.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas