Opinión

¿Qué tan mal ha pasado a lo interno del Partido de la Liberación Dominicana para decidir hacer cosas diferentes en espera de resultados diferentes?.

En sólo días se presentará un escenario que debe ser analizado por la dirección del PLD toda vez que pudiera dar paso a una acción anómala, una acción similar a permitir que delegados de partidos diferentes estén facultados para votar en la elección interna de otra organización de la cual no forman parte.

La alta dirección del PLD, llámese Leonel Fernández, Danilo Medina y Reinaldo Pared Pérez, deben estar advertidos y no necesariamente tendría que ser así, pero en el encuentro del Comité Político del sábado 16 de septiembre y dependiendo de la decisión que tomen se pudiera estar a la puerta de la transición del liderazgo político partidario a un liderazgo económico coyuntural, una acción que tiraría por el suelo no sólo 41 años de trayectoria de militancia sino al esfuerzo de Juan Bosch en fundar una organización diferente.

Que la Junta supervise los procesos internos es una cosa y otra muy diferente es poner a particulares que ayuden un partido a elegir a un candidato entre varios. ¿Quiénes serían estos particulares? Estos particulares no son otros que los no miembros. Para Juan Bosch ser miembros era la categoría más importante en el PLD por lo que abrir el padrón sería también obviar lo dicho y concebido por él. La dirección de los partidos sabe lo deprimente que resulta ver como se llenan sus instalaciones de gentes pagadas por acudir a una actividad. Es lo que sucede cuando hay dinero de por medio. Al abrir el padrón, los partidos también se arriesgan a ese trasiego. Duele, pero todavía, por razones que no vienen al caso, se pone a votar una gente por un candidato del que desconocen su nombre completo y el partido que representa

Sabemos que la dirección del PLD, su Comité Político y los experimentados Leonel, Danilo y Reinaldo, por solo nombrar tres, pueden luchar en cualquier escenario, abierto o cerrado, local o nacional y poner en práctica cualquier tipo de liderazgo. No es la suerte con la que corren muchos dirigentes a lo interno de su partido el PLD. Por último, con la apertura del padrón, de ser ese el consenso, así como determinar que la Junta Central arbitre el proceso interno de los partidos, invirtiendo para ello, 5 mil millones de pesos, puede suceder igual que invertir 10 mil millones de pesos construyendo un muro en la frontera con Haití y que luego un militar con poca orientación, deje pasar a diez haitianos por mil pesos, a cien Duarte por cabeza.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas