Portada Principal

Carlos Manuel Linares, miembro del Partido de la Liberación Dominicana quien participó en la fundación de esa organización en el Comité Intermedio Juan Núñez Mieses, en Villa Consuelo de la Capital, considera que se pueden retomar las cosas buenas de la estructura de cuadros que existía y escoger las positivas de la estructura abierta o de masas que existe actualmente y cohesionarlas en un partido moderno, progresista y acorde a los nuevos tiempos, como bien lo define sus Estatutos.

Manuel Linares, quien está organizado en el Comité Intermedio Gregorio Fulgencio A-1, razona que naturalmente no pueden asumir el partido de cuadros en su totalidad porque los tiempos van cambiando y las organizaciones políticas también.

Sin embargo, aclaró que se pueden retomar la mística, disciplina y métodos de trabajos, comportamientos como la solidaridad, la reapertura de los comités intermedios y las reuniones ordinarias de los organismos.

“Antes de llegar al poder teníamos todos los locales abiertos y ahora que estamos en el gobierno están casi todos cerrados, no podemos pagar ocho mil o diez mil pesos por un local”, expresó Linares entrevistado por Vanguardia del PLD.

A su juicio, el gobierno y el Partido no marchan al unisonó. “Exhortamos a las autoridades del Partido y del gobierno a mejorar sus relaciones y darle una mayor participación a las bases partidaria . Hay funcionarios que se creen que el PLD ya no existe porque son ministros y tienen su liberación nacional hecha”, comentó a modo de queja.

El dirigente peledeísta agrega que los funcionarios del gobierno deben ser más humildes y tener un mayor acercamiento con el pueblo, de manera especial con las bases del partido para buscarles soluciones en conjunto a las comunidades, que fue la enseñanza que nos dejó Juan Bosch.

“Esos funcionarios deben bajar del trono. Hay ministros y directores departamentales hoy en día en el gobierno del PLD que adversaron y le dieron mucha –piña al profesor Juan Bosch”, destacó el ex activista nacional.

Manifiesta que como uno de los fundadores del Partido de la Liberación Dominicana les preocupa el rumbo de la organización y que por eso es crítico de los actos de indisciplina, individualismo y grupismo. “Soy parte del PLD boschista. Yo estoy en el PLD por Juan Bosch. Don Juan siempre estuvo en contra del grupismo. Recuerde que él decía que una guayaba podrida en un saco daña a las demás”.

Gobiernos del PLD impulsan desarrollo del país

Con relación a los gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana afirma que han contribuido al desarrollo del país y la República Dominicana de hoy es diferente a la de 20 años atrás.

En la actualidad Manuel Linares es supervisor del Departamento de Mantenimiento en la Dirección General de Aduanas. En los anteriores gobiernos del PLD no ocupó función pública.

Fundadores del PLD

Manuel Linares forma parte de la directiva del movimiento “Fundadores del PLD”, integrado por un grupo de miembros de la organización que militan desde el mismo momento de su fundación y que tiene por objetivo intervenir en procura de una mejor vida para muchos de ellos, quienes enfrentan vicisitudes por limitaciones económicas.

Refiere que este movimiento surge como una iniciativa de Antonio Francisco Méndez y busca además ayudar a esos peledeístas para que vivan con dignidad y se le reconozcan sus aportes a la consolidación del PLD, hoy en día la principal fuerza política del país y a la República Dominicana.

Linares se queja del trato que les dan algunos funcionarios a fundadores del PLD, al extremo que no lo reciben en su despacho y mucho menos levantan el teléfono. “Hemos ido a la oficina de esos funcionarios para interceder por compañeros que atraviesan por una situación económica y de salud muy grave pero ha sido en vano”.

Igualmente, lamenta que la mística y la solidaridad promovida por el profesor Juan Bosch se perdiera en el Partido de la Liberación Dominicana. “Yo me enfermé en una ocasión de pulmonía, viviendo en Villa Consuelo y Don Juan creó una comisión compuesta por Nelsida Marmolejos, Fernando de la Rosa y Eugenio Pérez para ver qué pasaba con el “peluíto” como él me decía y dispuso que me consiguieran todos los medicamentos”.

Pone como ejemplo más cercano el caso de Manny Gómez, mejor conocido como “El Che”, que dejó la música para integrarse en cuerpo y alma al Partido de la Liberación Dominicana. “En su casa tuvieron que empeñar hasta el abanico para comprarle sus medicamentos”. Gómez formó parte del famoso trío de merengue “Los Inolvidables”.

Anécdota con Leonel

Compartió militancia en el Comité Intermedio Juan Núñez Mieses con el presidente del Partido de la Liberación Dominicana, Leonel Fernández.

Recuerda que una vez coincidió con él al subir la empinada escalera que estaba al final de un largo callejón para trepar al local. Estaba retrasado para la reunión ordinaria de su Comité de Base y le cruzó como un “bólido” diciéndole “compañero usted si es lento, la liberación nacional se le va a poner a mil años luz”. Luego de levantar el lema Fernández le topa por la espalda y le dice: “la posibilidad suya de un accidente era de 99.9 por ciento y la otra era la mía”.

Vida partidaria

Carlos Manuel Linares es un militante del Partido de la Liberación Dominicana que participó en la fundación de esa organización en el Comité Intermedio Juan Núñez Mieses, en Villa Consuelo en la Capital, en lo que era la zona B del Partido Revolucionario Dominicano. Fue quien le quitó el letrero del PRD al local con una lata de pintura negra que le entregó el comerciante Domingo Luzón, propietario del almacén de provisiones de la planta baja del local, dándole como recompensa un peso.

Oriundo de San Francisco de Macorís, vino a temprana edad a la Capital con su padre, quien militaba en el PRD y tuvo que salir de esa ciudad por problemas con la dictadura.

Cuando se organizó en un círculo de estudios tenía 15 años de edad, siendo el más joven del intermedio. Compartió sus estudios partidarios con Leo Silvestre, fallecido; Nicolás Mercedes, barbero del Profesor Juan Bosch quien escribió el merengue “A votar morao”, grabado por Felix del Rosario. El asesor era Alberto Gonzales y el secretario general del Comité Intermedio, Luis Hernández.

El profesor Juan Bosch se oponía a que lo hicieran miembro por su corta edad. Le decían el “peluíto” porque tenía el cabello largo.

Confiesa que es un boschista a carta cabal y hace referencia de que el fundador del Partido de la Liberación Dominicana visitaba a menudo el Comité Intermedio Juan Núñez Mieses donde se reunía con la dirigencia, trazaba líneas y lo prefería por la amplitud del salón, para charlas y conferencias.

En la actualidad está organizado en el Comité Intermedio Gregorio Fulgencio A-1, que es un desprendimiento del Juan Núñez Mieses.

Estuvo también en la Central General de Trabajadores (CGT) con Juan Sosa, donde fue secretario general del Sindicato de Zapateros. En sus años juveniles ejerció este oficio. Siendo niño lustró zapato y fue así que llegó al local perredeista, que se transformó en el Comité Intermedio Juan Núñez Mieses.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas