Internacionales

La excandidata presidencial demócrata Hillary Clinton consideró en una entrevista que existen muchas preguntas sobre la legitimidad del mandatario estadounidense, Donald Trump, quien la derrotó en los comicios de 2016.

En diálogo con la revista Mother Jones manifestó Clinton que esos cuestionamientos se deben a la presunta interferencia rusa en las elecciones y a los esfuerzos generalizados de supresión de votantes.

Para la antigua secretaria de Estado, «la intromisión rusa en las elecciones fue uno de los principales contribuyentes al resultado», pues usaron «armas de información falsa» que según ella influyeron en los votantes.

El tema de una interferencia rusa en los comicios y una presunta complicidad del equipo de campaña de Trump ha marcado la presidencia del republicano desde antes de su llegada al poder el 20 de enero.

Tanto la nación euroasiática como el mandatario niegan esas acusaciones, y el jefe de la Casa Blanca las atribuye a una historia creada por los demócratas para justificar su derrota en las urnas, después de que Clinton era dada como favorita por la mayoría de las encuestas y medios.

La ex primera dama también señaló que la administración de Trump se pone en tela de juicio por los esfuerzos del partido rojo para hacer que sea más difícil votar, a través de medidas como las leyes de identificación de votantes, períodos de votación temprana acortados y nuevos obstáculos para el registro.

De acuerdo con Mother Jones, estas movidas recibieron mucha menos atención que el asunto de la interferencia rusa, pero posiblemente tuvieron un impacto más demostrable en el resultado de las elecciones.

La publicación citó un estudio del Instituto Tecnológico de Massachusetts, según el cual, más de un millón de personas no votaron en 2016 porque tuvieron problemas a la hora de registrarse o en las urnas.

Clinton perdió las elecciones por un total de 78 mil votos en Michigan, Pensilvania y Wisconsin. «En un par de lugares, especialmente en Wisconsin, creo que tuvo un impacto dramático en el resultado», sostuvo la excandidata sobre la supresión de votantes.

La exsenadora indicó que esa fue la primera elección presidencial en más de 50 años sin las protecciones completas de la Ley de Derechos Electorales después de que la Corte Suprema la desmantelara en un fallo de 2013.

De ese modo, 14 estados tenían nuevas restricciones de votación vigentes por primera vez. Muchos lugares realmente han intentado que votar sea muy difícil para los jóvenes, los afronorteamericanos y los ancianos, estimó.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas