Economía

Los jóvenes desempleados en el mundo sumarán alrededor de 71,1 millones en 2018, lo que elevará la tasa de paro laboral para el sector a 13,1 por ciento, alertó hoy una agencia de Naciones Unidas.

Según el informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la cifra de desocupados en ese segmento de la población aumentará en al menos 200 mil durante el año entrante en relación con 2017.

El estudio reconoció una reducción significativa del flagelo si se compara con los momentos más difíciles de la crisis económica de 2009, pero «la persistencia del desempleo y la falta de oportunidades de empleos de calidad siguen obstaculizando la búsqueda de un trabajo decente entre los jóvenes».

De acuerdo con el estimado, 70,9 millones de jóvenes carecen de trabajo en 2017, lo cual equivale al 35 por ciento de la población mundial en condiciones de desempleo.

El dato anterior constituye una mejora «sustancial» en relación con el nivel más alto durante la crisis, pues en 2009 llegó a situarse en 76,6 millones, precisó la fuente, al prever un nuevo aumento en 2018 para superar los 71 millones.

Pese a relativos avances, «la relación de las tasas de desempleo jóvenes-adultos apenas ha cambiado a lo largo de la última década, lo que refleja las profundas desventajas de los jóvenes en el mercado de trabajo», subrayó el análisis.

A escala internacional, el 76,7 por ciento de los jóvenes con trabajo laboran en plazas informales con baja remuneraciones y escasa protección, y el índice sube a 96,8 puntos porcentuales en las naciones en desarrollo y al 83 en los países emergentes, acotó el reporte.

Las mayores tasas de desempleo juvenil corresponden a los Estados árabes (30 por ciento), el norte de África (28,8) y América Latina y el Caribe (19,6), precisó la publicación.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas