Internacionales

El Instituto Internacional de Prensa (IPI) consideró a Latinoamérica como la región más peligrosa para los periodistas en 2017, con 23 reporteros muertos durante el desempeño de su trabajo.

Al divulgarse el reporte, Barbara Trionfi, directora de la institución con sede en Austria, señaló como un gran problema que en muchos casos resulta difícil la identificación de los autores, lo cual conduce a la impunidad.

Según el comunicado emitido por el IPI este martes, el mayor número de crímenes contra profesionales de la noticia se produjo en México con 13 víctimas, seguido de Honduras con cuatro, en República Dominicana y Colombia se registraron dos homicidios en cada nación, mientras la cifra fue de uno en Guatemala, Perú y Brasil.

La nación azteca lidera además la lista de asesinatos contra la prensa a nivel mundial, a la cual se suman Iraq y Siria, con 11 y 9 muertes respectivamente, datos que ubican a Oriente Medio y el norte de África como la segunda zona más peligrosa del orbe.

Por otro lado, en Asia el número de víctimas aumentó a 19, mientras en África Subsahariana, Europa y Norteamérica se reportan ocho, cinco y dos muertes en cada región.

El informe muestra también que entre las 81 pérdidas de este año se incluyen 10 mujeres, cifra que aumentó con respecto a 2016, cuando se reportaron cuatro.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas