Hablan los hechos

Entre los días domingo y viernes dos actividades realizadas en la Casa Nacional del Partido de la Liberación Dominicana sirven de ejemplo por donde debe conducirse el liderazgo de esa organización para evitar ser blanco de interpretaciones y declaraciones periodísticas que afecten sensiblemente el Partido, presentando una inexistente situación de contradicciones entre dirigentes.

De los políticos que han llegado a la política impulsados por la vocación salen los grandes guías de sus pueblos, pero de quienes ejercen concienzuda y pacientemente el oficio político depende en gran medida la estabilidad social en cualquier régimen. Juan Bosch

El domingo 18 de febrero una comisión designada por el Comité Político integrada por Alejandrina Germán, coordinadora y que completan Ramón Valerio, Secretario de Educación Superior del PLD, Ligia Amada Melo del Comité Central y Rafael Gonzáles, se reunió en asamblea, con carácter informativo-consultivo, con miras a las próximas elecciones de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, programadas para junio.

En dicho encuentro intervinieron, con tiempo medido, unos 47 profesores, directivos y estudiantes de la UASD haciendo sus ponderaciones de candidatos y candidatas y exhortando al PLD, por intermedio de la comisión, a ser lo suficientemente cauto y escoger personas comprometidas con su proyecto de nación.

La comisión escuchó los pareceres e informará al Comité Político para asumir una posición, adelantando Alejandrina German que el Partido de la Liberación Dominicana se identifica con que se elijan autoridades en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) comprometidas con esa academia, con su prestigio, credibilidad, su nombre y su orgullo para los jóvenes dominicanos.

“Como partido nunca hemos trabajado para dirigir la UASD que, como entidad educativa de carácter autónomo, elige libremente y toma sus decisiones, pero como organización política tenemos compañeros a todos los niveles, directivos, profesores, estudiantes y empleados y tenemos que tomar decisión respecto a las próximas elecciones”, explicó Germán dejando en claro la posición a los alrededor de cuatrocientas dirigentes del PLD profesores, empleados y estudiantes de la alta casa de estudios que respondieron a la convocatoria.

La segunda actividad que presentamos como ejemplo de lo que se tiene que hacer en el PLD para evitar posiciones contestarias manejadas en los medios de comunicación, es la conferencia dictada el viernes 23 febrero por Radhamés Jiménez, en el Gran Salón Bienvenido Sandoval de la sede nacional del PLD.

Jiménez, miembro del Comité Político peledeísta desarrolló el tema “Los aportes del PLD a la sociedad” en una conferencia organizada por Innovación PLD, un foro creado para el debate de las ideas teniendo a la Tecnología de Comunicación e Información como su plataforma y que cuenta con el respaldo de las secretarias General, Formación Política, Relaciones Internacionales y Comunicaciones.

El conferencista hizo un esbozo histórico del PLD desde su fundación hasta la fecha, destacando dos grandes etapas, la de la oposición, que coincidió con el periodo de formación partidaria, faceta en la que realizó una oposición constructiva a los gobiernos de turnos en esos 23 años y una segunda etapa, la del partido de gobierno, desde donde se han realizado las grandes transformaciones en el país, con una extraordinaria obra de gobierno en términos de realizaciones y logros institucionales, destacando no obstante dos importantes retos y desafíos para extender su obra más allá del presente periodo y así responder las expectativas ciudadana: Mantener su unidad interna, origen de los contundentes triunfos electorales y tener mejor conexiones con las nuevas generaciones.

Son actos de ese tipo en los que debe participar y organizar el liderazgo del PLD, desde las responsabilidades individuales o desde los diferentes órganos y organismos a los que pertenece.

Discusiones a lo interno

Para evitar polémicas y debates que no le aportan nada a la organización, se hace necesario en gran medida, mantener las discusiones y deliberaciones a lo interno del PLD, evitando así usar los medios de comunicación para sustentar ideas y defender posiciones.

Con un liderazgo que tiene sentido de la historia, como afirmamos en el trabajo anterior, con una obra de gobierno que ha marcado el despegue de Republica Dominicana, el PLD no puede diluirse con diatribas y escarnios. La idea que debe predominar es la fortalecer siempre la organización.

¿A dónde nos llevarían las ofensas y contra ofensas a compañeros y compañeras? ¿Cómo respaldar mañana a un dirigente, que ahora criticamos con argumentos fuera de tono?

Son preguntas que cada dirigente o miembro del PLD tiene que hacerse antes de asumir posiciones en este concierto de declaraciones sin fundamento.

Con razón se ha advertido sobre los peligros de perder la unidad partidaria, que le ha dado al partido morado de la estrella amarilla, contundentes triunfos sobre una desconcertante oposición.

Ha ido ganando terreno la estrategia opositora al PLD de presentar esta organización en permanente confrontación, que no cuenta con un árbitro que generen la conciliación y reencuentro partidario y anunciando su eminente división.

Esta percepción, que conquista adeptos, la dirigencia peledeísta está obligada a combatir para sintonizar con las expectativas de la población que ve al PLD con un mayor nivel de confianza que los demás partidos.

Las irreflexiones y actitudes imprudentes no han caracterizado al PLD o a sus dirigentes. La confianza y respeto se hacen imprescindibles para presentar nuevamente fórmulas que logren sintonizar con la población.

Aprovechemos el tiempo para reforzar la organización de la principal fuerza política del país, que permita lograr mejorar nuestra condición de vida, respetando a los demás, mediante una pacífica y necesaria convivencia.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas