Opinión

Los Partidos Políticos se han puesto de acuerdo en casi todo. La ley de PP deberá ser reintroducida en la legislatura que inicia el próximo 27 de febrero, pudiendo dejar fuera el tema de las primarias, de manera que la JCE reglamente el proceso del año 2020 conforme a la Constitución de la República.

Esta normativa no debe ser impuesta, muy por el contrario, necesita el consenso de todos los partidos y agrupaciones. Estamos a dos años y un mes para las elecciones municipales, dos años y cuatro meses para las elecciones presidenciales y congresuales, lo que hace necesario que el Congreso Nacional apruebe finalmente en la venidera legislatura, las leyes de Partidos y de Régimen Electoral.

En el Partido de la Liberación Dominicana las diferencias en la modalidad de primarias a aprobar en la Ley de Partidos, aún nos tiene en desacuerdo, así como la decisión de posponer la aplicación del voto preferencial en el orden municipal. Para la sociedad actual ya no es suficiente una agenda electoral, reclama una agenda política.

El compañero presidente del partido y ex presidente de la república, Dr. Leonel Fernández, la semana pasada, al acudir a una reunión de partidos políticos en la Junta Central Electoral, justificó que “no sólo el Partido de la Liberación Dominicana, también otras organizaciones tienen sus discrepancias” consciente de que todos los partidos políticos tendrán que ponerse de acuerdo para que ambos proyectos de ley puedan ser aprobados y que ciertamente en nuestra organización hay opiniones divididas al respecto.

Aunque la Constitución RD expresa claramente el poder reglamentario constitucional que tiene la JCE, ante una eventual ausencia de las leyes de Partidos Políticos y de Régimen Electoral, y esta pueda reglamentar los tiempos de campaña, su límite de gastos y el acceso equilibrado a los medios de comunicación, y pautar el certamen electoral para el año 2020, el paso de avance para nuestro país lo daría la aprobación de la referida ley.

Ya serán casi dos décadas que la clase política de nuestro país no se ha puesto de acuerdo ni ha podido consensuar una ley de partidos políticos, reformar la ya obsoleta ley electoral 275-97; que aun modificándose la Constitución de la República el 26 de enero del año 2010 y promulgándose la ley 29-11, que crea el Tribunal Superior Electoral (TSE), dicha ley electoral paradójicamente contempla y establece en su artículo 6 la Cámara Administrativa y la Cámara Contenciosa, siendo jurídicamente un absurdo.

En el caso de la referida norma que se espera el Congreso apruebe antes de las elecciones congresuales y municipales del año 2020, viene a ser la cura a la discrecionalidad en la captación y manejo de fondos de campaña, conteniendo una serie de disposiciones que la convierten en un gran remedio para contribuir a una mejor administración del dinero público y al saneamiento del sistema de partidos políticos en nuestro país.

El PLD ha demostrado en sobradas ocasiones la capacidad de ir transformándose y adaptándose a los nuevos tiempos, este es el momento para que su liderazgo se exprese en favor de la base y de todos los dominicanos y dominicanas.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas