Hablan los hechos

El domingo 16 de febrero de 2020 serán las elecciones para escoger alcaldes, regidores y directores de distritos municipales en todo el país, y desde ya se puede adelantar que el Partido de la Liberación Dominicana ganará en la mayoría y en los principales municipios del país, incluso, sin dudas, en el Distrito Nacional.

Los comicios municipales, antecederán a las elecciones congresuales y presidenciales, fijadas para el domingo 17 de mayo del mismo 2020, y el triunfo de un alcalde peledeísta en la Capital se convertirá en preludio de una nueva barrida morada también en los otros niveles electorales.

Se puede dar por un hecho el retorno del PLD a la dirección del gobierno municipal de la metrópolis, por una razón muy simple, y es el lógico interés de una población por disfrutar del mayor bienestar posible.

Está claro que durante los casi tres lustros de administración peledeísta, el Distrito Nacional dio un salto considerable hacia el progreso, en contraste con el caos y desorden predominante durante las gestiones de otros partidos.

Pero lo que será determinante en la decisión de los electores capitalinos es que la alcaldía actual no ha presentado ningún plan estratégico de ciudad por lo que las pocas acciones que se aprecian obedecen al mantenimiento de las obras dejadas por la pasada administración y aun así las quejas de descuido de la basura, pues aunque se recoge, ya no se hace con la periodicidad con que se hacía antes.

La gente no percibe que este edil encamine su labor hacia un modelo de ciudad sustentable, sino que más bien improvisa sobre la marcha.

Naturalmente, si en la cabeza reina el caos, los demás órganos conexos y subalternos también se regirán en base al desorden.

Por ejemplo, la basura se agolpa en calles y avenidas de la capital, tanto en sectores céntricos y exclusivos como en los barrios populares, según destaca el compañero Roberto Claudio en un reportaje de Vanguardia del Pueblo digital apoyado en declaraciones de la regidora ante la Sala Capitular del Distrito Nacional Teotiste Sánchez.

Incluso, frentes de planteles escolares, hospitales y centros comerciales donde se expenden alimentos, se observan vertederos improvisados, muchas veces en las entradas y demás áreas de acceso.

Al mismo tiempo, particulares se apoderan de los espacios públicos para instalar negocios y otros fines, pero la autoridad municipal no les enfrenta.

Para el alcalde David Collado la iluminación de los parques y plazas públicas parece no tener importancia, lo que ha llamado la atención de residentes en las cercanías, de transeúntes y hasta de figuras públicas.

La actriz de cine, teatro y televisión, Cheddy García, recién acaba de recibir ataques despiadados por parte de colaboradores del alcalde Collado a través de las redes sociales, porque denunció el abandono del Parque Temático ubicado en la intersección de las avenidas John F. Kennedy y Abraham Lincoln.

Ayuntamiento inoperante

Bajo la dirección del Partido Revolucionario Moderno, la Sala Capitular del Ayuntamiento del Distrito Nacional se ha convertido en una entelequia, incapaz de viabilizar soluciones para los problemas que afectan a los munícipes.

En tal sentido, Teotiste Sánchez, regidora y presidenta del PLD en la circunscripción Número Tres, señala que la Sala Capitular prácticamente no se reúne, y cuando lo hace se pretende que solo sirva de “sello gomígrafo” para endosar los temas que interesan al alcalde.

Mientras tanto, el descuido en la gestión municipal es evidente, y se refleja en la gran cantidad de desperdicios en las calles, paseos y cunetas, mientras en el cabildo prevalece la falta de planificación.

La dirigente peledeísta, Teotiste Sánchez, recordó que cuando el PLD gobernaba la ciudad, los regidores sesionaban todos los meses, pero queda claro que para la presente dirección del cabildo eso no tiene importancia.

Dice que, en cambio, el Concejo de Regidores solo se reúne eventualmente, y es para tratar asuntos de menor trascendencia, mientras se impide que se pongan en agenda los temas que proponen los ediles peledeístas.

En tanto, el reconocido periodista y director del periódico digital ALMOMENTO.NET, Saúl Pimentel, escribió que el Ayuntamiento del Distrito nacional “no ha logrado dominar el problema de la basura; más bien, se está dejando dominar por él”.

De acuerdo a Pimentel, es incierto que el alcalde del PRM ostente una gran popularidad y valoración, ya que lo que predomina son las quejas en torno a la deficiente recogida de la basura en la Capital.

Otro punto, del que se quejan observadores, es lo de la mala ejecución de los trabajos en el parque Mirador Sur, donde las aceras que construyeron se convirtieron en “un remedio peor que la enfermedad”.

Esa incapacidad se puede comprobar que las aceras del Parque Mirador Sur supuestamente remodeladas quedaron tan estrechas que sobre ellas no pueden caminar tres personas juntas.

Muy cerca, la avenida Cayetano Germosén se ve convertida en un gigantesco vertedero de toda clase de desperdicios con tramos de aceras ocupados por chatarras e improvisados negocios.

La falta de iniciativa

Ha quedado en evidencia que a collado le falta voluntad política para resolver la problemática en torno a los espacios de dominio público (aceras, contenes, calles, parques, áreas verdes), usurpados ilegalmente en todas las partes de la capital.

Lo que tiene que hacer el alcalde es aplicar las normas sobre la materia, pero no ha tenido la responsabilidad y el temple de ejecutar las directrices legales.

Hasta el momento, el cabildo no ha mostrado ninguna intención de intervenir el desorden en las áreas debajo de los elevados de la avenida 27 de Febrero próximo a la Avenida Duarte y en tramos aledaños, como en la calle Jose Martí.

Collado tampoco ha dicho lo que hará con la arrabalización del Centro de los Héroes, caracterizado ahora por las numerosas fritangas y otros negocios informales y carentes de higiene y ornato, que además obstaculizan el paso de transeúntes y vehículos.

Lo mismo acontece con el despliegue de vendedores desde el Mercado Nuevo de la avenida Duarte hasta la avenida Máximo Gómez, mientras el alcalde del DN permanece de brazos cruzados.

Lo que hizo el PLD

La administración del Partido de la Liberación Dominicana en el Ayuntamiento del Distrito Nacional, entre 2002 y 2016, acumuló incontables logros, en particular en cuanto a la generación de nuevos espacios públicos, instalación de gimnasios gratuitos, mejoría de los servicios sociales, rescate y promoción de valores patrimoniales y en el ordenamiento territorial de importantes sectores del Distrito Nacional.

El PLD en el cabildo de la Capital fortaleció el sistema de aseo urbano, realizó inversiones focalizadas en comunidades mediante el Presupuesto Participativo y modernizó los mecanismos institucionales del Ayuntamiento del Distrito Nacional.

Las muestras de esa gran capacidad para acometer inversiones en favor de la comunidad son tangibles, se materializan en Parques Canquiña, la remodelación de las estaciones de bomberos, de la playa de Guibia para convertirla en un centro de recreación y preparación física, además de mejorar notablemente el ornato.

Hay que ver el trabajo de construcción de parques en los sectores de Manganagua, San Gerónimo y en el malecón con las obras de Guibia y el parque Eugenio María de Hostos.

El alcalde peledeísta Roberto Salcedo también construyó funerarias al acceso de los habitantes de menos ingresos de la ciudad.

Igualmente, promovió la realización de actividades de animación sociocultural, tales como la instalación de piscinas en el Malecón durante la Semana Santa y el sensacional y colorido Parque de las Luces durante las Navidades.

Ciertamente, desde el Ayuntamiento del Distrito Nacional, el PLD orientó las políticas urbanas hacia la construcción de soluciones para los problemas cotidianos de la ciudadanía, en procura de elevar su calidad de vida.

Roberto Salcedo y el PLD revolucionaron la Capital mediante creación de nuevos espacios, la disposición de gimnasios gratuitos, se mejoraron los servicios públicos y sociales y se trabajó en el rescate de los valores patrimoniales y culturales.

La ejecución de proyectos como la ruta de bicicletas, y el remozamiento del malecón de Santo Domingo en coordinación con el Ministerio de Obras Públicas, también describen lo que fue una positiva gestión en beneficio de los capitaleños.

Sobre esa base, es indiscutible que cualquiera que sea la propuesta municipal morada en el Distrito Nacional, el PLD tiene el carril de adentro para ganar de forma contundente y retornar al Palacio Municipal del centro de los Héroes en 2020.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas