Portada Principal

Joaquín Gerónimo: El PLD está obligado a dar el salto dialectico hacia la calidad

El exsecretario de Organización del Partido de la Liberación Dominicana, Joaquín Gerónimo, asegura que esa organización política está obligada a dar el salto dialectico de la cantidad a la calidad porque de lo contrario estaría condenada a perecer.

Gerónimo, quien es Embajador de Republica Dominicana en Cuba, dijo que el ejercicio del poder ha desdibujado las estructuras del Partido de la Liberación Dominicana en lo que fue su esencia, ya que se construyó para ganar el poder y no para ejercerlo.

Entrevistado para la multimedia del PLD el dirigente peledeísta considera que la apertura llevada a cabo en el 2001 a raíz de la realización del Sexto Congreso Ordinario Profesor Juan Bosch no fue ejecutada de la mejor manera posible.

“Yo era el secretario de Organización del Partido. Me siento orgulloso de decir que fui el último secretario de Organización del partido de Juan Bosch, porque después eso fue un cambio total que no representa la esencia del partido boschista”, enfatiza el autor del libro “En el nombre de Bosch”.

El dirigente político asegura que estaba consciente de lo que significaban esos cambios en el Sexto Congreso Profesor Juan Bosch y que en su calidad de secretario de Organización presentó una propuesta elaborada por esa secretaría de cómo debía darse esa apertura.

Explica que propusieron que los 33 mil miembros pasaran a ser reestructurados de manera orgánica y territorial en seis mil comités de bases y que estos a su vez harían lo mismo pero ya como organismo que se encargarían de supervisarlos y que estarían organizados en una asamblea de base de donde iban a ir saliendo los miembros cualificados para formar los nuevos comités de base.

“El crecimiento masivo iba a ser el mismo, pero el resultado iba a ser cualificado. Eso ese puede hacer todavía porque ahora mismo el partido no tiene ninguna estructura orgánica viable, solamente el Comité Político”, indicó.

Refiere que en la Plenaria Final de ese congreso le tocó leer en el Club San Lazaro la posición de las minorías, ya que la propuesta de la Secretaría solo obtuvo un 20 por ciento de aprobación de las bases del Partido.

“Esa era la posición que garantizaba la permanencia del partido de dirigentes y permitía la apertura. En vez de agarrar los 33 mil miembros le dijeron salgan para la calle a formar Comité de Base cada uno, y fueron a formar comités de bases sin control, le llamaban –comités de sobacos- porque los compañeros andaban con un folder debajo del sobaco con un grupo de nombres que no sabían quiénes eran, al final esa lista de unos de 600 mil miembros llegó a tres millones”, agregó.

Recuerda que como secretario de Organización estuvo acompañado de los vicesecretarios Cheche Luna (fallecido), Rubén Bichara, Miriam Cabral, César Prieto, José Valerio y Nelson Sánchez, entre otros.

Bicentenario de la RD

Para Joaquín Gerónimo hay que preparar al Partido de la Liberación de cara al futuro puesto que a partir del 2020 comenzará el tercer ciclo de vida del PLD, que concluirá de manera brillante con los ocho años de gobierno encabezado por el presidente Danilo Medina. Añade que el segundo ciclo sería la consolidación del gobierno de 1996 al 2020 y el primer ciclo fue la construcción del partido hasta el 1996.

“Tenemos que preparar el PLD del futuro. El ciclo del futuro que nos lleva al bicentenario de la República Dominicana. Así como Don Juan pensó el Partido de la Liberación Dominicana para completar la obra de Juan Pablo Duarte, que no lo hemos logrado todavía de manera cabal, tenemos una meta clara en el horizonte que es la República del Bicentenario”, expuso.

Argumenta que la organización política tiene que involucrar a los jóvenes que militan en el PLD y a los que no son miembros que deseen ingresar. “Nosotros, la generación nuestra, de Danilo Medina y Leonel Fernández, fuimos privilegiados, cuando teníamos unos 16 o 17 años apareció un señor a sus 64 años, edad en que las mayorías de los individuos están pensando en su retiro y jubilación, decidió trabajar en un partido nuevo y preocuparse de nosotros los jóvenes en aquel entonces”.

Manifiesta que su generación tiene una deuda de gratitud con ese gran líder y con el país, y es hacer por los jóvenes lo que el profesor Juan Bosch hizo por ellos. “Exhortamos a la juventud a que tome la antorcha, se prepare para ese magno acontecimiento y se ponga a trabajar en la República Duartiana que desea.

Vida partidaria

Cuando se funda el Partido de la Liberación Dominicana Joaquín Gerónimo estaba estudiando en la Universidad Autónoma de Santo Domingo. En ese entonces estaba siendo ganado por las ideas radicales de los grupos de extrema izquierda, que tenía un local en la Facultad de Ingeniería y Arquitectura.

Un día tomo la decisión de inscribirse en el partido que hizo alusión y fue su local en la UASD, tocó la puerta pero nadie le abrió. A los pocos días fue, su amigo del barrio de Villa Juana, Leonel Fernández, a su casa a llevarle el periódico Vanguardia del Pueblo que acababa de salir por primera vez en agosto de 1974. Le dijo que lo leyera y que después hablaban.

Amistad con Leonel Fernández

Joaquín Gerónimo y Leonel Fernández se conocieron en el octavo grado del Colegio Cristóbal Colón, donde coincidieron en la misma aula. Gerónimo se sentaba delante porque, con el tiempo descubrió que era miope, pero no lo sabía y Fernández detrás porque no hablaba muy bien español ya que vivía en Estados Unidos con su madre quien lo envió al país a estudiar. Ambos eran tímidos pero tenían una actitud hacia el estudio muy fuerte.

Gerónimo vivía en el ensanche La Fe y cuando salía de su casa hacia el colegio pasaba a buscar a Leonel que residía en la calle Francisco Villa Espesa, cerca de la Plaza de la Salud, donde repasaban las tareas y lo que estaba pendiente para el día. Faltando 15 minutos para las 8:00 de la mañana se dirigían a hacia el colegio caminando. Mantuvieron esa rutina hasta el primero de bachillerato, creando una hermandad que aún perdura.

Cuando Leonel Fernández adquiere la membresía en el Partido de la Liberación Dominicana lo busca para formar parte de su Círculo de Estudios junto a Héctor Galván, José Santana, Fidel Soto y Hugo García en el Comité Intermedio Juan Núñez Mieses. El asesor era Guaroa Guzmán, el activista Reyes Pimentel y el secretario general Luis Hernández.

Una de las experiencias de campo más importantes en el proyecto político de construcción del PLD fueron los viajes que realizó junto a Leonel Fernández y Reyes Pimentel los fines de semana a la Línea Noroeste donde Pimentel era también activista. Ellos fueron los que organizaron a Luis de León en un círculo de estudios en Juan Gómez.

Membresia

Gerónimo adquirió la membresía en 1975 en el Comité Intermedio Juan Núñez Mieses. Luego de las elecciones de 1978 este Comité Intermedio creció tanto que hubo que multiplicarlo, convirtiéndose en el primero en multiplicarse en otro intermedio. A raíz de la multiplicación pasó a formar parte del incipiente Intermedio Mauricio Báez donde fue coordinador del equipo de dirección.

En el 1980 se fue a estudiar a Israel y cuando regresó ya se había hecho una reestructuración en la que pasó a militar en Comité Intermedio Antonio Duverge, ubicado en el ensanche La Fe, sector donde residía.

En el 1982 pasó a formar parte de la Secretaría de Propaganda del PLD y un año más tarde, es designado como titular de esa secretaría. El Comité Político lo traslada a un comité de base especial junto a Cheche Luna, Hamlet Herman y Osvaldo Vásquez, entre otros.

Compartía sus responsabilidades en ese organismo especial con el de la Secretaría de propaganda y el Departamento de Actos de la Secretaría de Organización y Métodos que dirigía en ese entonces Luis Hernández.

Propaganda

Como responsable de la propaganda puso su creatividad al servicio del partido implementando grandes y novedosos murales, cruzacalles, afiches y las famosas carrozas. Fue el diseñador del “Bosch Móvil” y el “Foro de la Liberación”, hoy “Foro de la Cultura”. Resalta también la labor de Pedro Sánchez, Nelson Gómez, Daniel Santana y Fuchiche, entre otros.

Como el partido no disponía de suficientes recursos para la campaña del 1994 tuvieron que inventar métodos nuevos de propaganda creando una publicidad llamada contravalla que consistía en pintar determinadas vallas por detrás con campaña alusiva al PLD.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas