Cultura

En los Angeles, el actor británico Eddie Redmayne, quien interpretó al eminente físico Stephen Hawking en el filme La teoría del todo, rindió homenaje al investigador, fallecido hoy a los 76 años de edad.

Redmayne expresó en un comunicado que la muerte de tan destacada figura es una triste pérdida para toda la comunidad científica; “en general para los que amamos los procesos de cambios en el universo, y privarnos ahora de su presencia nos resulta difícil”, lamentó el actor.

Prescindimos ahora de una mente brillante y el hombre más divertido que he tenido el placer de conocer; mi amor y pensamientos están con su familia, dijo.

El artista reveló que cuando conoció a Stephen antes de rodar la cinta “fue un instante asombroso; lo convertí en mi ídolo”, precisó a la revista digital Deadline.

Nuestro primer encuentro resultó genial; él emanaba humor, ingenio y alegría de vivir, acotó el protagonista de La teoría del todo, de 2014, con la que obtuvo un Oscar por representar al notable físico.

Hawking, diagnosticado con Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) con 22 años, alabó en aquel momento el trabajo de Redmayne en la película.

“Creo que Eddie me interpretó muy bien en La teoría del todo; pasó mucho tiempo interactuando con enfermos de ELA para hacer un personaje auténtico y lo consiguió; hasta pensé que él era yo”, refirió el científico al estrenar la película.

Redmayne también desempeñó otro destacado papel en el filme La chica danesa, de 2015.

Se trata de la vida de la pintora danesa Lili Elbe, primera mujer transgénero en someterse a una cirugía de reasignación de sexo, un procedimiento quirúrgico para modificar los genitales de una persona y llevarlos al género con el que se identifica el paciente.

La industria de Hollywood también presentó sus condolencias a la familia de Hawking, como el actor británico Benedict Cumberbatch, quien interpretó al físico en un telefilme de la BBC; además de la actriz estadounidense Kaley Cuoco, protagonista de la comedia La teoría del Big Bang.

Gracias por ser una inspiración para todos, publicó Cuoco en redes sociales.

Luto en el mundo de la ciencia

En Londres diversas voces del mundo lamentan hoy el fallecimiento del astrofísico británico Stephen Hawking, quien resolvió grandes enigmas del universo desde su silla de ruedas.

“El profesor Stephen Hawking era una mente brillante y extraordinaria, uno de los grandes científicos de su generación. Su coraje, humor y determinación para sacar el máximo provecho de la vida fue una inspiración”, escribió en su cuenta oficial de Twitter la primera ministra británica, Theresa May.

“Estamos profundamente entristecidos por el fallecimiento de nuestro padre”, expresaron sus tres hijos, Lucy, Robert y Tim, en un comunicado publicado este miércoles.

“Era un gran científico y un hombre extraordinario cuyo trabajo y legado sobrevivirá por muchos años. Su coraje y persistencia, con su brillo y humor, inspiraron a personas por todo el mundo. Le echaremos de menos para siempre”, agregaron.

Considerado el heredero de Albert Einstein, revolucionó la Física con sus teorías del espacio-tiempo, el Big Bang y la radiación de los agujeros negros. Su libro Breve historia del tiempo, del Big Bang a los agujeros negros, publicado en 1988, vendió más de 10 millones de copias.

“Probablemente la más significativa y conocida de mis aportaciones fue mi descubrimiento de que los agujeros negros no son completamente negros, sino que brillan como cuerpos calientes”, declaró Hawking en una ocasión.

Heredó en 1979 la cátedra ocupada por Isaac Newton en el siglo XVII, cuando se convirtió en profesor de matemáticas aplicadas y física teórica en Cambridge.

Enfermó de un mal neurodegenerativo progresivo diagnosticado a los 21 años, no confiaba en que podría desarrollar sus estudios, pero logró controlar su enfermedad y adaptarse a las nuevas circunstancias.

Cuando en 1985 perdió la voz tras someterse a una traqueotomía, siguió comunicándose gracias a un sintetizador vocal conectado a un ordenador.

En el Gonville and Caius College, en la Universidad de Cambridge, las banderas ondean hoy a media asta y los estudiantes y docentes firman el libro de condolencias.

El mundo de la ciencia está de luto por la muerte de uno de sus más grandes hijos, pero el universo es ahora el hogar de un legado inigualable que supera el espacio-tiempo.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas