Seguridad Vial

Un seguro solidario para las víctimas del tránsito

La deplorable situación que sufren las víctimas en carretera según las estadísticas funestas que se registran en el país, urge el establecimiento de un mecanismo solidario para el amparo de los afectados y sus familias.

El tema fue planteado por el abogado Pablo Arredondo Germán en una segunda Mesa de Reflexión sobre Seguridad Vial en la República Dominicana, llevada a cabo por FundaReD en un hotel del Distrito Nacional.

“Son lamentables los siniestros de tránsito ocurridos cotidianamente como consecuencia del manejo temerario e imprudente de conductores desaprensivos, que conmocionan a la sociedad dominicana, no solo por la cantidad de víctimas, sino por la forma en que el Estado enfrenta este fenómeno epidémico”, consideró el especialista.

Destacó que lo más preocupante de esta situación, es que los afectados no cuentan por lo general, con los recursos económicos necesarios para hacerle frente a toda esta calamidad que repentinamente les viene encima.

Ni para mitigar el dolor, ni los daños materiales y psicológicos que sufren los familiares, se aplican políticas de atención, poniéndose de manifiesto la necesidad de implementar un seguro obligatorio de accidentes, de ejecución inmediata, dirigido específicamente al factor humano, en el que las víctimas, sea peatón, pasajero o conductor, sin importar las causas del siniestro, puedan recibir atenciones médicas inmediatas, propuso.

Sugirió además, que en caso de muerte los familiares puedan recibir una indemnización económica en el menor tiempo posible, sin la necesidad de tener que esperar el desenlace de un proceso judicial que en nuestro país normalmente tarda años.

Indica que por ser el seguro obligatorio existente de responsabilidad civil, que solo cubre los daños físicos y materiales ocasionados a terceros, donde las prestadoras solo están obligadas a pagar las reclamaciones sometidas cuando exista una sentencia con la autoridad de la cosa irrevocablemente juzgada, se explica la desprotección de los usuarios de las vías públicas.

Arredondo coordina la Comisión Jurídica de la Fundación Red de la Dignidad (FundaReD), que procura la instauración de un nuevo régimen de seguro contra accidentes de tránsito de protección a las víctimas en carretera, con sentido humano, de carácter social y solidario.

Por otro lado, la abogada. Bertha Byas, también de la Comisión Jurídica de FundaReD, observó la ausencia de políticas efectivas en relación a las pólizas de seguros, constituyendo las compañías aseguradoras un negocio lucrativo, de alto nivel, cuya efectividad es a favor de sus propios intereses.

Opinó que dado los catastróficos indicadores viales, que cada vez van en aumento, el estado dominicano debe crear y acoger mecanismos de protección a las víctimas que a la vez sirvan de instrumento para frenar las tazas de morbilidad y mortalidad por violencia vial.

“Lo cierto es que avanzamos muy lentamente en materia de seguros y fianzas contra accidentes de tránsito, pese a que la nueva ley 63-17, promulgada por el Presidente Danilo Medina el 21 de febrero de 2017, trae como novedad y resuelve la problemática del limbo jurídico dejado por la Ley 146 sobre Seguros Fianzas, sobre la falta de sanción penal por la no tenencia y renovación de la póliza de seguros”, dijo.

El artículo 217 de la ley 63-17 establece que no tener la póliza de seguro constituye una falta de carácter penal que se sancionará con multa equivalente de uno a cinco salarios mínimos de los que impere en el sector público centralizado.

Incluso, la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (DIGESETT), podrá retener el vehículo hasta tanto sea adquirida la póliza de seguro o que sea renovada, según el caso.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas