Hablan los hechos

Señal de alerta al PLD y a los partidos políticos

Los datos arrojados por las recientes encuestas realizadas en el país deben motivar al Partido de la Liberación Dominicana a proseguir el trabajo político para preservar esa gran aceptación popular y el legado de su líder histórico, el profesor Juan Bosch.

Las encuestas con fines electorales son herramientas de investigación que permiten recolectar datos tales como opiniones y actitudes de un grupo de personas, que sirven de guía a las estrategias políticas y en la coyuntura de campañas con miras a las elecciones.

Se ha dicho siempre que gracias a esas investigaciones del mercado electoral se pueden convertir datos cualitativos en datos cuantitativos, que más temprano que tarde se transformaran en decisiones que impacten en la percepción de las personas respecto a algún candidato, partido o elemento relacionado a la política y elecciones.

crecimiento-independiente

El pasado día 3 de abril la encuestadora ASISA Research Group, publicó los resultados tabulados de una encuesta realizada entre el 17 y el 19 de Marzo midiendo, entre otras, las percepciones sobre la situación general del país, evaluación del gobierno actual, opiniones sobre la modificación constitucional y la inmigración haitiana; así como posibles escenarios electorales a nivel interno y externo de los principales partidos políticos del país.

Como es racional entenderlo, el punto relativo a la valoración de posibles candidaturas centró la atención de los medios de comunicación, donde se realizan conjeturas y comentarios sobre sus valoraciones, sin embargo la encuesta ASISA presentó detalles tan importantes como los señalados, que vamos a resaltar.

Uno de los principales temas que aborda la encuesta es el de las simpatías partidistas: el 52% de los entrevistados afirma que siente mayor simpatía por el PLD, seguido del PRM quien alcanza las simpatías del 27.3% del electorado. El PRD alcanza el 5.7% de las preferencias de los encuestados, mientras el restante 15% se divide entre los que se declaran independientes y el resto de los partidos políticos del sistema.

En el reglón voto partidista a los encuestados se les hizo la siguiente pregunta: ¿Pensando en las elecciones generales de 2020, independientemente de sus simpatías por candidatos, por cual partido votará usted?

Aquí el PLD vuelve a ocupar la mitad del pastel en que se exhiben los resultados, pues el 50 % por ciento dijo que por el PLD, el 29.1% por el PRM, el 5.7 % por el PRD, el 1.4 % por el PRSC, 10,8 % por ciento no sabe o por ninguno el resto por los demás partidos políticos.

Estas dos variables no colocadas en la agenda de analistas y opinantes, confirman al PLD como la principal fuerza política del país, que le lleva 25 puntos porcentuales a su más cercano competidor y que solo como partido, ganaría en una primera vuelta, de realizarse las elecciones ahora

Disminuye porcentaje de membresía partidaria

Sin embargo uno de los resultados tiene que llamar la atención de la dirigencia peledeísta y de todos los partidos en general, es la disminución de la proporción de personas que se declaran “Miembros” de los partidos políticos en sentido general, promediando solo un 14%. (Solo un 14% en el presente estudio contra un 31% que se declaraba de esta forma en el 2014).

La propia encuestadora hace el comentario de que “al realizar un análisis comparativo con estudios anuales de ASISA, evidencia que en los últimos cuatro años se registra también de manera consistente un aumento en los electores que se auto-declaran “Independientes”; número que ha aumentado sistemáticamente desde la encuesta ASISA del 2014 donde estos alcanzaban un 4% hasta esta encuesta en donde alcanzan el 29% del universo de electores dominicanos”.

Es un dato para revisar porque se produce un alejamiento de la membresía partidaria o más bien un rechazo a la actividad política.

En lo que respecta al Partido de la Liberación Dominicana el editorial del periódico Diario Libre del lunes 2 de abril nos presenta una muestra de posibles explicaciones al desencanto con la actividad política.

Haciendo referencia al debate sobre el proyecto de Ley de Partidos dice: “Una aprobación en el Senado contra el sentir de la opinión pública, empantanaría el proyecto en la Cámara de Diputados, lo cual provocaría una demora que solo sería atribuible al Partido de la Liberación Dominicana, al cual nadie perdonaría el desaguisado” para más adelante cerrar la opinión con la siguiente expresión: “El PLD tiene una oportunidad de oro para resolver sus diferencias internas y demostrar que apuesta al fortalecimiento de la democracia dominicana”.

Desde sectores de la opinión pública se insiste en presentar al PLD como un partido de grupos, un partido de bandos, según la simpatía que abracen a determinados dirigentes.

Siquiera se trata de tendencias, que son expresiones que siguen un pensamiento o una idea, simple y llanamente grupos.

Públicamente se habla de los llamados ismos o istas, y quien tiene mayor o menor simpatía adentro y afuera y sus posibilidades de triunfos.

Miembros y dirigentes entretenidos en formulas y movimientos alrededor de figuras con un sólido liderazgo, pero que están supeditadas al Partido, que es la sombrilla que cubre a todos.

El revelador dato de las encuestas que manifiesta la indiferencia de la población con los partidos y su militancia, tiene que hacer despertar a los dirigentes barriales, municipales y comunitarios del PLD.

El PLD en un ente vivo que exige de la dinámica de sus dirigentes.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas