Lo Último

El precandidato presidencial del Partido Socialismo y Libertad (PSOL) Guilherme Boulos anticipó que habrá resistencia democrática a la prisión del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, ordenada hoy por el juez Sergio Moro.

«No asistiremos pasivamente. Habrá resistencia democrática», escribió en su cuenta de Twitter el líder del Movimiento de los Trabajadores Sin Techo (MTST).

Sorpresivamente, el juez federal Sergio Moro ordenó este jueves el encarcelamiento del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien deberá presentarse antes de las 17:00 (hora local) de mañana en la Superintendencia de la Policía Federal (PF) en Curitiba. El mandato fue emitido después que el Supremo Tribunal Federal (STF) se rehusara esta madrugada a conceder un habeas corpus preventivo a Lula y aún cuando quedaban recursos por interponer ante el Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región (TRF-4), que en enero último lo condenó a 12 años y un mes de cárcel.

Poco antes de conocerse la decisión de Moro, y en declaraciones amplificadas por el diario digital Brasil 247, el abogado de la defensa del exmandatario Cristiano Zanin Martins afirmó que no había riesgo inminente de prisión, pues el propio TRF-4 había dicho que no actuaría en ese sentido hasta agotar los recursos en esa instancia.

De acuerdo con Zanin, todavía quedaban otros instrumentos jurídicos a su alcance para impedir la prisión.

Entendemos que la sentencia será reformada en los medios legales previstos y no hay cualquier amenaza a la restricción de derechos, insistió antes de admitir que solo una arbitrariedad podría privar de derechos al exgobernante.

Por su parte, y en una conferencia de prensa ofrecida esta tarde en la ciudad de Sao Paulo, la presidenta nacional del PT, Gleisi Hoffmann, advirtió que de consumarse el encarcelamiento de Lula se tratará de «una prisión política que va a exponer a Brasil ante el mundo».

Hoffmann reiteró que el PT no acepta la prisión de su líder histórico porque éste fue condenado injustamente sin que la acusación presentara una sola prueba de culpabilidad por los crímenes que le son atribuidos (corrupción pasiva y lavado de dinero).

En un comunicado, el Partido de los Trabajadores ratificó que defenderá la candidatura presidencial de Lula «en las calles y en todas las instancias, hasta las últimas consecuencias».

«Al negar a Lula un derecho que es de todo ciudadano, el de defenderse en libertad hasta la última instancia, la mayoría del STF se arrodilló ante la presión escandalosamente orquestada por la Rede Globo», denunció y alertó que «este derecho fundamental, que fatalmente volverá a valer para todos, no valió hoy para Lula».

No hay justicia en esta decisión. Hay una combinación de intereses políticos y económicos, contra el país y su soberanía, contra el proceso democrático, contra el pueblo brasileño, insistió el PT y reiteró que «Lula es inocente y eso será proclamado en un juicio justo».

Noticias Relacionadas