Internacionales

El secretario general de la ONU, António Guterres, dijo hoy sentirse indignado por la serie de ataques terroristas en Afganistán, que causaron numerosas bajas entre civiles, personal de respuesta a emergencias y escolares.

La selección deliberada de periodistas en el atentado pone de relieve una vez más los riesgos que enfrentan los profesionales de los medios de comunicación para llevar a cabo su trabajo, dijo en un comunicado el diplomático portugués.

También reclamó que los responsables de tales crímenes deben ser llevados rápidamente ante la justicia.

El máximo representante de la ONU extendió sus más profundas condolencias a las familias de las víctimas y deseó una pronta recuperación a los heridos.

Según reportes locales, en la madrugada de este lunes dos terroristas suicidas cometieron un doble atentado en un populoso barrio de Kabul, la capital de Afganistán.

Al menos 14 personas murieron, de acuerdo con estadísticas de la misión de Naciones Unidas en ese país (Unama), en tanto fuentes periodísticas elevan el número de víctimas mortales a unas 25, nueve de ellas periodistas.

Hasta el momento, el número de heridos supera la treintena.

El primer ataque se produjo a primera hora de la mañana del lunes en las cercanías de las oficinas del servicio de inteligencia afgano, y unos 30 minutos después ocurrió el segundo: la detonación de una bomba adherida a una cámara de televisión que alcanzó a los periodistas que llegaron a cubrir el primer suceso.

También resultó afectado el personal de los servicios de emergencia que prestaba ayuda a las víctimas.

Para el jefe de Unama, Tadamichi Yamamoto, este resulta una agresión directa a la libertad de expresión, justo antes del Día Mundial de la Libertad de Prensa.

Estoy indignado por el ataque que parece haber sido dirigido deliberadamente contra los periodistas, apuntó.

Ambos atentados fueron reivindicados por la organización terrorista Estado Islámico.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas