Hablan los hechos

Apertura relaciones con China decisión sustentada en el Boschismo

“China es una colmena inmensa. Todo el mundo trabaja, el niño en la escuela, el joven en la Universidad, en el campo o en las fábricas, junto con campesinos, obreros y soldados”. Viaje a los Antípodas. Juan Bosch.

“Anunciamos a la nación dominicana que hemos tomado la decisión de establecer relaciones diplomáticas con la República Popular China, con el convencimiento de que esta decisión será extraordinariamente positiva para el futuro de nuestro país”.

El párrafo expuesto es la parte esencial de un documento del gobierno dominicano divulgado la noche del lunes 30 de abril, día feriado en República Dominicana, acogido con alegría y entusiasmo por la población y la mayoría de los sectores sociales y políticos del país.

En el Partido de la Liberación Dominicana era una decisión esperada, con una larga trayectoria de relación con el Partido Comunista Chino y porque además se tenía pleno convencimiento de las ventajas de la apertura de estas relaciones.

Así se explica en las reacciones de respaldo a la decisión adoptada, que refleja la idea unificada con relación al tema, expuesta por congresistas y dirigentes del PLD, sobre todo por el Presidente y el Secretario General.

A pocas horas del anuncio Reinaldo Pared Pérez, secretario general del PLD, desde el Senado de la República, hemiciclo que preside, dijo que ese paso debió haberse dado antes, revelando que tenía informes que eso sucedería el pasado año, pero el gobierno decidió aplazarlo por inconvenientes surgidos.

“Esta decisión debe servir de motivación para que la República Dominicana adopte una política agresiva a los fines de captar inversiones y otras situaciones en la dirección de hacer que el país continúe avanzando” dijo Pared Pérez al citar los retos posteriores a la apertura de las relaciones con China Continental.

En iguales términos el Presidente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Leonel Fernández, ex presidente de la República, felicitó al gobierno que dirige el presidente Danilo Medina por establecer relaciones diplomáticas con China.

“Felicito al gobierno dominicano, encabezado por el presidente Danilo Medina, por haber establecido relaciones diplomáticas formales con la República Popular China”, escribió el ex mandatario.

“El establecimiento de relaciones diplomáticas entre la República Dominicana y la República Popular China constituye una expresión de ejercicio de soberanía, independencia y autodeterminación de nuestro país”, dijo Leonel Fernández, a quien le correspondió restablecer relaciones diplomáticas con la República de Cuba en su primera gestión de gobierno en el periodo 1996-2000.

A este punto hizo referencia en el hemiciclo de la cámara alta, Reinaldo Pared Pérez, quien dijo que en el ámbito de las relaciones internacionales las gestiones de gobierno del PLD han adoptado dos decisiones de trascendencia e históricas.

Recordó que en el primer gobierno dirigido por el PLD, en el año 1998, el presidente Leonel Fernández adoptó la decisión de restablecer relaciones diplomáticas con la República de Cuba y ahora le correspondió a Danilo Medina, también un presidente miembro del PLD, iniciar relaciones diplomáticas con la República Popular China.

Dos soberanas decisiones de política exterior adoptadas por gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), siendo consecuente con la formación de un liderazgo con una visión internacionalista, aprendida del Profesor Juan Bosch.

Abordar como eje temático la Línea Política Internacional ha formado parte de los debates en los congresos ordinarios del Partido de la Liberación Dominicana en los que se definen los lineamientos de relaciones internacionales con países y partidos de otras latitudes.

Lo que hizo Leonel Fernández en su primer periodo de gobierno (1996-2000) al disponer el restablecimiento de las relaciones con la hermana República de Cuba y lo anunciado la noche del 30 de abril por el gobierno del presidente Danilo Medina estableciendo relaciones diplomáticas con China, han sido decisiones valientes y en correspondencia con la ideología del PLD, que se sustenta en la teoría Boschista.

En el VI Congreso Ordinario Profesor Juan Bosch el PLD decidió en torno a la línea de política internacional, entre otros aspectos, aprobar la propuesta para la elaboración de una política exterior para la República Dominicana que permita la consolidación de logros en esa materia alcanzados durante la gestión de gobierno 1996-2000 y “establecer conexiones con estructuras partidarias internacionales en consonancia con sus intereses y que defiendan los derechos humanos y civiles, así como los inalienables principios democráticos”.

En el documento introductorio de la línea de política internacional aprobado en el VIII Congreso Ordinario Comandante Norge Botello se precisaba sobre el papel activo de China en el sistema de relaciones internacionales: “China es ya la segunda economía más grande del mundo. Su destacado desempeño en cuanto a crecimiento económico, su importancia en el comercio internacional, la inversión extranjera directa, la innovación tecnológica y su papel como fuente de financiamiento, han hecho que ese país modifique significativamente el mapa de la economía mundial. El “gigante asiático” posee el 30% del acervo mundial de reservas oficiales, equivalente a casi la mitad de las tenencias del conjunto de las economías emergentes y en desarrollo. En el contexto descrito, China ha ampliado las relaciones con los países en desarrollo (como los de América del Sur), contribuyendo en estos países a la generación de un ciclo virtuoso de crecimiento económico, comercio, inversión y reducción de pobreza. Las proyecciones indican que China se convertirá en el 2017 en la economía más grande del mundo”.

Entre otros detalles el PLD reiteró su compromiso “con un accionar internacional, regional y nacional compatible con los intereses dominicanos, la convivencia pacífica entre los pueblos y los deberes de solidaridad con todas las naciones; poniendo la democracia, el estado de derecho y la defensa de los derechos humanos como aspectos fundamentales de la vida de los ciudadanos del mundo”.

He aquí donde está la clave de la decisión del Presidente Danilo Medina para iniciar relaciones diplomáticas con China Continental. Es un compromiso de la línea política internacional del PLD inspirada en el internacionalismo que predicó y enseñó el Profesor Juan Bosch.

Decisión sustentada en la realidad y la historia

Es un compromiso de años tal y como lo explicó Reinaldo Pared Pérez en la exposición referida en el Senado de la República en la que hizo alusión a una visita que realizó hace quince años una comisión de del PLD, correspondiendo a una invitación oficial del Partido Comunista de China.

Dijo que esa comisión la integró el ahora presidente Danilo Medina, Temistocles Montás, Daniel Toribio y él, quien la presidia: “Eso fue en septiembre del año 2003 y cuando regresamos las recomendaciones que hicimos a la dirección del PLD, como ya se avistaba un triunfo electoral, era establecer relaciones con la República Popular China”, reveló.

Es en el pensamiento del profesor Juan Bosch, en la línea de política internacional del PLD en donde está el sustento de la oportuna decisión del Presidente Danilo Medina porque “la historia y la realidad socioeconómica nos obligan ahora a un cambio de rumbo. Nuestro gobierno confía en que la nueva situación producto de esta decisión se manejará de la manera más constructiva y fluida posible”.

En ese orden República Dominicana respetando la relación diplomática, agradeció a Taiwán la cooperación mantenida durante años, que permitió el desarrollo de numerosos programas.

Retos y desafíos posteriores al anuncio

¿Significa ese anuncio un flujo inmediato de recursos y facilidades desde el gigante asiático a República Dominicana?. No. Las oportunidades de negocios, de inversiones, de colaboración, de exportaciones están supeditadas a las iniciativas que se adopten para aprovechar las ventajas de ese gran consumidor y de la sólida economía.

A finales del siglo XX un gobierno del PLD reinició relaciones diplomáticas con nuestros vecinos cubanos; en la segunda década del siglo XXI un gobierno del PLD abre relaciones con la República Popular China. Pasos de ese tipo tienen continuar, ensanchando los vínculos diplomáticos y económicos de República Dominicana.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas