Seguridad Vial

Asfalto fotovoltáico recargará vehículos autónomos

China inicia un ambicioso plan infraestructuras para recibir los autos eléctricos e inteligentes: repavimentar tramos de diversas autopistas a las que incorporarán un novedoso sistema de celdas solares para recargar estos vehículos.

En un artículo publicado por Global Times, se informa que los primeros tramos de este asfalto comenzarán a ser instalados en una de las más grandes super autopistas, que atraviesa las localidades de Hangzhou y Ningbo (este de China). La primera fase del proyecto será completada en el año 2022.

Las autoridades dicen que esta tecnología asfáltica permitirá recargar las baterías de los coches de forma inalámbrica, justo cuando circulen por las celdas solares, gracias a un chip integrado como módulo complementario y que se encargará de inducir la captación de la energía.

El mecanismo trabajará bajo el modelo de carga inalámbrica, también denominada carga inductiva, en la que la electricidad es transferida a través de ondas que llegan a los módulos de recepción, haciendo que una batería se energice.

La idea original de esta tecnología hace unos años corrió a cargo de la empresa HaloIPT, hoy integrada en la lista de subsidiarias de Qualcomm, con un concepto llamado Transferencia Inductiva de Energía (en inglés Inductive Power Transfer).

Transferencia Inductiva de Energía

El reporte añade que en la autopista circulan un promedio de 45 mil vehículos diariamente, y será esta cifra la que se encargará de generar la electricidad necesaria para retroalimentar a la carretera, a los coches eléctricos y también a unas 800 viviendas cercanas que se beneficiarán con el proyecto.

El asfalto fotovoltáico posee tres capas, la última es transparente para absorber la luz solar y servirá como medio para captar la energía que se dirija a los paneles instalados al interior de la autopista.

La misma capa transparente cuenta con sensores para monitorear la temperatura, el tráfico y la carga, con lo cual los supervisores del sistema podrán recurrir a un mecanismo de calefacción que ayude a eliminar la nieve o hielo en invierno.

En total, serán 161 kilómetros de tecnología fotovoltáica los que se integrarán en esta primera fase del proyecto en la super autopista de 6 carriles, en donde cada metro cuadrado tendrá un costo de facturación de 7,000 yuanes (alrededor de 1,053 dólares), por parte de la compañía a la cual se le asignó la obra.

De forma adicional, la capa de rodamiento se aprovechará para incluir servicios vanguardistas para vehículos convencionales (no eléctricos) con el fin de evitar que se detengan para pagar peajes, gracias a un chip especial que permitirá abonar el importe automáticamente por una función desde una aplicación móvil.

La siguiente fase consistirá en montar tomas de recarga para los coches eléctricos que decidan una breve escala para descansar y recargar sus baterías. Este es un ambicioso plan lanzado por el gobierno para afrontar el congestionamiento vial y la contaminación, motivando a más ciudadanos a adquirir coches eléctricos.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas