Internacionales

Cardenal nicaragüense llama a la paz

El cardenal Leopoldo Brenes, presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, llamó al pueblo a promover la paz ante recientes actos de violencia.

Brenes pidió a las familias construir la tranquilidad y orar para que el país retorne a los caminos de la estabilidad, durante una misa en la Catedral Metropolitana de Managua.

En el mensaje también resaltó la importancia de vivir en unidad, lo que significa vivir en paz, según explicó.

“Hoy sin duda alguna el evangelio nos propone actuar según la verdad, y actuando desde la verdad vivir esa unidad”, expresó el también arzobispo de la Arquidiócesis de Managua.

La víspera la Conferencia Episcopal llamó a todos, sin excepción, a respetar la vida, la dignidad de la persona, la libertad, la manifestación cívica, sin recurrir a ningún tipo de violencia o acto que pueda generarla.

“Esto nos permitirá preparar un camino básicamente adecuado para instaurar el diálogo nacional al que cada nicaragüense debe contribuir con el discernimiento e interiorización”, refirió la jerarquía católica, mediadora y testigo de dichas conversaciones.

Asimismo manifestó profundo dolor por los hechos de violencia y confrontación en diversos lugares del país, particularmente en Masaya, los cuales causaron heridos y muerte.

Pobladores lamentaron este domingo el estado en el que amaneció el centro de esa ciudad, tras el ataque a instituciones públicas, espacios comerciales, así como la quema y saqueo de viviendas, lo que creó la zozobra y el caos.

En tanto, un autobús secuestrado la víspera apareció incinerado en el medio de una vía en la capital.

El presidente de la República, Daniel Ortega, reiteró el llamado y el compromiso de ponerle fin a la muerte y la destrucción.

“Que no se siga derramando sangre de hermanos. La paz es el camino y la única puerta a la convivencia y el respeto para la tranquilidad y seguridad de todos”, refirió.

El Ejército respaldó los esfuerzos del Gobierno en la búsqueda de una solución por la vía del diálogo y llamó a todos a contribuir en esa dirección.

La ola de protesta detonó el 18 de abril por una propuesta de reforma al seguro social, que más tarde fue derogada y se convocó al diálogo para lograr la estabilidad en el país, de acuerdo con Ortega. Dichas reformas sirvieron de pretexto para poner en marcha un plan dirigido desde el exterior con el objetivo de desestabilizar.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas