Medio Ambiente

Aprecian altibajos en tecnologías limpias

Apenas cuatro tecnologías de energía limpia están en camino de alcanzar los objetivos a largo plazo para el clima, el acceso a la energía y la contaminación atmosférica, señaló hoy un reporte mundial.

Los hallazgos de la Agencia Internacional de Energía (IEA, en inglés) responden a un estudio sobre los avances tecnológicos de cara al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), aprobados por Naciones Unidas.

Según la pesquisa, algunas tecnologías mostraron un claro dinamismo en 2017, entre ellas la solar-fotovoltaica, “con un despliegue récord”, los diodos luminosos (LED) y los vehículos eléctricos, cuyas ventas aumentaron un 54 por ciento frente al año precedente.

Sin embargo, de manera general las mejoras en la eficiencia energética perdieron celeridad y continuó estancado el empleo de tecnologías claves como la captura y el almacenamiento de carbono, señaló el reporte.

Al decir de la IEA, ello contribuyó al aumento en 1,4 por ciento de las emisiones globales de dióxido de carbono (CO2) relacionadas con la energía durante el año pasado.

Por primera vez, el análisis también destacó más de 100 brechas de innovación que deben abordarse para acelerar el desarrollo y la implementación de estas tecnologías de energía limpia.

De acuerdo con el examen, el gasto público total en innovación tecnológica de energía baja en carbono aumentó un 13 por ciento en 2017 para totalizar más de 20 mil millones de dólares.

No obstante, existe “una necesidad crítica” de acciones más enérgicas por parte de los gobiernos, la industria y otros actores para impulsar avances en las tecnologías energéticas que reducen las emisiones de gases de efecto invernadero”, consideró el director ejecutivo de la IEA, Fatih Birol.

“El mundo, expresó, no tiene un problema de energía sino un problema de emisiones, y ahí es donde debemos enfocar nuestros esfuerzos”.

En 2017 aumentó la generación de electricidad con carbón y ese combustible fósil es responsable del 72 por ciento de las emisiones contaminantes del sector eléctrico a escala global, ejemplificó el informe.

Ese tipo de generación energética, opinó el organismo, es el principal ejemplo de tecnología que no se adecua a los objetivos marcados de aquí a 2030 para combatir el cambio climático, conseguir un acceso universal a la energía y mejorar la calidad del aire.

En total, 11 de las 38 tecnologías analizadas por la AIE no se ajustan a esas metas. “En este escenario, cumplir los objetivos de sostenibilidad a largo plazo requiere una ambiciosa combinación de más edificios, industria y transporte eficientes a nivel energético, más renovables y mayor flexibilidad”, consideró la institución.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas