Internacionales

China y Estados Unidos manifestaron su interés en mantener una comunicación estrecha para mejorar sus relaciones, laceradas por los desacuerdos comerciales que conllevaron a un cruce de medidas lesivas para sus negocios, se conoció hoy aquí.

Según la prensa local, ese planteamiento emergió anoche durante una conversación telefónica entre Yang Jiechi -director de la oficina de Asuntos Exteriores del Comité Central del Partido Comunista de China- y Mike Pompeo, actual secretario norteamericano de Estado.

El dirigente de la nación asiática indicó que ambos países deben fortalecer los intercambios a todos los niveles, proseguir con las discusiones de sus diferencias comerciales y económicas, y respetar los intereses mutuos.

También consideró imperativo dirimir cualquier tipo de disputa o cuestión conflictiva tanto en el plano binacional como internacional de manera apropiada y coordinada, mientras abogó por recuperar la armonía en los lazos de ambos estados.

El Secretario estadounidense de Estado, por su parte, coincidió con la necesidad de incentivar los nexos entre Washington y Beijing mediante la coordinación y los contactos frecuentes, tras enfatizar en la importancia de sus relaciones y el potencial existente para llevarlas a una escala superior.

La conversación de Yang y Pompeo tuvo lugar un día después que representantes de sus países cerraran discusiones sobre los roces comerciales entre sí y decidieran trabajar en conjunto para progresar en la búsqueda de soluciones satisfactorias para ambos lados.

Las dos potencias viven tiempos de confrontación por una pesquisa de Washington que arrojó el supuesto robo de tecnología, propiedad intelectual y competencia desleal de China en el mercado estadounidense.

Como consecuencia, la administración del presidente Donald Trump anunció gravámenes adicionales sobre la importación de miles de artículos de esta nación y prohibió la venta de componentes a la empresa ZTE.

China respondió con un aumento en los aranceles a más de 200 artículos norteños y par de recursos ante la Organización Mundial del Comercio.

El choque entre las dos principales economías mantiene al planeta en alerta, pues amenaza también al movimiento internacional de mercancías. (PL)

últimas Noticias
Noticias Relacionadas